Cine chileno de exportación

¡Quién lo hubiera dicho! De un tiempo a esta parte el cine chileno está presente en festivales internacionales de gran solera e incluso gana premios.


Sin embargo, nuestra ascendente industria sufre problemas similares a la de otros países.Está obligada a competir con producciones en las que se han invertido grandes presupuestos, a las que se asignan sumas elevadas para su promoción y que apuestan por elencos estelares como gancho para hacer caja.



Resulta hasta lógico que el público se deje seducir por esas películas de las que todos hablan y comentan y deje para otro momento aquellas que en los multicines se promocionan con escasez de medios y, además...es chilena. Hay que confiar en que este panorama hostil e indiferente, salvo en honrosas excepciones, cambie.


Arranca la 62 edición del festival Internacional de Cine de San Sebastián. Un certámen categoría A que tiene querencia por películas latinoamericanas que, incluso, obtienen la codiciada Concha de Oro, el premio máximo. Como ocurrió el pasado año con la película venezolana Pelo Malo. Una grata sopresa.



En la ciudad vasca, Chile está presente este año con una embajada capitaneada por la ministra de Cultura, Claudia Barratini, y una delegación de treinta personas, entre directores, productores, actores y representantes de organismos vinculados al sector audiovisual.


Por segundo año consecutivo nuestro cine cuenta con el apoyo de Cinema Chile, agencia que se encarga de promocionar las producciones en festivales y muestras nacionales e internacionales.


¡Por fin se toma en serio el trabajo de los cineastas y queda superada esa imagen de orfandad y austeridad que hasta hace unos años rodeaba a nuestras películas!



En los nueve días de certamen, en prácticamente todas las secciones del festival , se verán películas chilenas. Es el fruto de un año muy activo.Se estima que en 2014 se estrenarán en nuestro país nada menos que 45 películas.Casi el doble de las producciones exhibidas el año pasado.


Como ejemplo de la mayoría de edad de la cinematografía patria, en la competición Oficial, entre los 17 largometrajes candidatos a la Concha de Oro, concursa el director valdiviano Cristian Jiménez con LA VOZ EN OFF. Una película que narra la historia de una mujer de mediana edad, madre de dos hijos, que decide aislarse del mundo que le rodea para poner orden en su vida. Su decisión, sin embargo, dará un vuelco insospechado en su existencia.



Jiménez, ya conocido en el festival por su opera prima ILUSIONES ÓPTICAS y por BONSAI competirá con nombres consagrados en la cinematografía mundial. Entre otros, el francés Francois Ozon, el danés Billy August, el belga Michael Roskman o el bosnio Danis Tanovic, ganador de un Oscar por EN TIERRA DE NADIE.


Otro realizador chileno que repite en San Sebastián es el chillanejo Alejandro Fernández Almendras. Su película MATAR A UN HOMBRE se proyecta en Horizontes Latinos.Esta cinta viene precedida de premios en Roterdam y Sundance y postula por Chile a los premios Goya y a los Oscar. Las pistas sobre las posibilidades de esta película en tan duras batallas las tendremos cuando se conozcan los comentarios de la crítica, la decisión del jurado y los aplausos del público.



También en Horizontes Latinos concursa la cinta DOS DISPAROS, de Martín Rejtman.Se trata de una co-producción con Argentina. La colaboración de productoras nacionales con otras cinematografías abre las puertas a nuevos mercados.


En la sección Nuevos Directores, Chile está presente con la película LA MADRE DEL CORDERO, de los realizadores Rosario Espinoza y Enrique Farías.Una dupla que ya conoció el éxito con el cortometraje LA CHANCHA.


En Cine en Construccción, Chile postula con LA MUJER DE BARRO, de Sergio Castro.


Hay que añadir presencia del cine chileno en la XIII edición del encuentro de Estudiantes de Cine.LOS RESENTIDOS, de Pablo Alvarez,alumno del Intistuto Profesional Arcos y LEVANTAR, de Georgina Pérez Fernández .



En el tercer Foro co-Producciones Europa-América se proyecta MARILYN, del realizador Martín Rodríguez.


A los detractores del cine chileno, a los que lo rechazan sin verlo o aquellos que infravaloran a los realizadores porque no siguen la estela de lo que manda la taquilla, tienen que reconocer el interés creciente por nuestro cine en el extranjero.



El Festival Internacional de Cine de San Sebastián es buena prueba de ello.


Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas