Carta a un rehén

Te  vas por la puerta chica, pero antes que la cierres por fuera deja un maletín con la plata que tú te comprometiste a pagar en caso de renuncia, recuerda que los chilenos te agradecemos tus logros, pero que fueron los jugadores los que hicieron posibles los triunfos y celebraciones y en gran medida tu éxito, y que sin este país, el que te dio la oportunidad de desarrollarte profesionalmente y te entregó la mejor generación de jugadores y  del cual te quieres ir, pues no te gusta que te investiguen, no  sé dónde estarías.

En la vida, Jorge, debes ser agradecido y no tratar de andar con subterfugios y recursos emocionales bajos para convencer que eres una víctima.Llegaste y te vas mal parado.

Te recuerdo que antes de asumir la cabina técnica, le hiciste la cama a Borghi, y te reuniste con Jadue cuando el Bichi aún estaba a cargo del combinado nacional. Tu última mala práctica que se sabe, la ejerciste de manera indebida en el aeropuerto de Santiago para firmar una adecuación a tu contrato, antes de que nuestra selección viajara a Uruguay para disputar el duelo por la cuarta fecha de la clasificatorias mundialistas, so pena de no subirte al avión si no suscribían lo que tu querías.

Sin duda encontraste en la crisis que vive la ANFP, la excusa perfecta para dejar el barco a la deriva, cuestión que querías  desde que Chile volvió del Mundial Brasil 2014.

Ya en esos tiempos amenazabas de manera impropia con irte de la Selección una vez terminada la copa América, recordemos que en dichos momento decías que tu compromiso moral llegaba con nuestro país hasta la final de la Copa América.

Desde esa época y cada cierto tiempo, de manera continua y permanente, dabas a entender que tenía ofertas desde clubes extranjeros. Con esas declaraciones llegaste a mejorar sustancialmente tus emolumentos, a sabiendas que tu jefe cedería ante tus presiones, jefe que te quería-presuntamente- sólo para tapar las fechorías que hacía con otros dirigentes del fútbol internacional. Tanta fue tu ambición que buscaste fórmulas para no pagar los impuestos que debías enterar por los dineros recibidos, según se ha publicado.

Te vas de la peor manera y pensando que los chilenos somos mal agradecidos. No Jorge, los chilenos somos honrados y condenamos los abusos y abusaste de tu cargo, nos hiciste creer que eras parecido a Bielsa, pero tú no le llegas ni a los talones al rosarino.

Dices que te sientes rehén del presidente de la ANFP, cuando éste sólo te está exigiendo que cumplas con tu palabra. Lo que dice relación con que pagues una cláusula de salida en caso de renuncia. Un rehén, Jorge, es aquel que se encuentra retenido en contra de su voluntad por alguien que, en una guerra, un asalto, un secuestro, etc., exige una cantidad de dinero o el cumplimiento de unas determinadas condiciones.

Tú firmaste un contrato, voluntariamente y sin presiones,  el que te ha hecho rico y cada cláusula de dicho acto voluntario debes cumplir, cuestión que no quieres al igual que tu ayudante técnico. Solo te debo recordar que Bielsa cuando renunció pagó lo que decía su contrato y no buscó subterfugios para no cumplir con la palabra empeñada.

Eres un rehén pero de tus propias palabras, acciones y omisiones. Te llevas bastante, te lo ganaste, pero las reglas del juego cambiaron y tú no quieres jugar con reglas transparentes, claras y predeterminadas.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas