Pre-derecho al Agua

Mientras los termómetros marcan las temperaturas más altas en la Región Metropolitana, con hasta 37, 2 grados en Til Til, y 35, 5 grados en la Florida, y en el terreno de la agenda pública ya se especula cómo será el gobierno de la Presidenta Electa, Michele Bachelet, sobre todo en lo centrado a una de las grandes temáticas, la Educación, no me puede dejar de sensibilizar un tema más básico y vital, como es el derecho al agua. ¿Quién lo está defendiendo?, ¿existen medidas al respecto?

Parece insólito que un recurso que debiera estar por natura, llegando a cada casa tras recorrer libremente la cordillera de más de 4.000 kilómetros a lo largo del país e hidratar sus aguas y mares; que incluso se defiende a nivel de tratados internacionales (cuando se habla de la salida al mar a Bolivia) pero, que sin embargo, a nivel nacional no se cuida lo suficiente e incluso algunos lucran con el, restringiendo su acceso a algunos habitantes de zonas áridas del país y coincidentemente que son de una alta riqueza minera, uno se pregunta, ¿dónde está la igualdad del agua? El que no todos puedan darse el lujo de beber agua limpia y asearse con ella con tranquilidad, me parece de un subdesarrollo que nos debería mínimo avergonzar.

Ya somos un país con grandes desigualdades económicas, educacionales, de salud.Somos sectoriales, con una mala distribución de la riqueza, y que además esta desigualdad se lleve al terreno de recursos naturales, es indignante.

No puede ser que mientras algunos pueden comprar aguas purificadas, darse una ducha todos los días, beber agua de una manguera o de una pileta en un parque, otros tengan que dosificarlas dependiendo de un camión aljibe que pasa en horas restringidas y esperar para preparar una mamadera con la inseguridad si el agua es limpia o no, como les ocurre a familias de comunas como Petorca y la Ligua, donde el agua que debería ser para todos pasó a ser fuente de negocio “sucio” y finalmente los aísla, los emputece, los enferma y en el fondo los mata.

El agua es un recurso natural, y si no se resguarda debería ser ley para que nadie lo prohíba y/o ensucie, ni menos lucre con el.

El agua es un derecho, antes que cualquier bono barato o promesa electoral, este recurso debería estar resguardado por derecho para todos y cada uno de los habitantes del país.

Si en el pasado se aseguró el derecho a medio litro de leche diaria para todos los niños de Chile, ahora tendríamos que asegurar mínimo tres litros de agua potable y limpia diaria para cada persona. De lo contrario es realmente un retroceso abismante.

Sin agua, es como que faltara el aire, es de las necesidades “pre-básicas”. Nuestro cuerpo consta de ¾ partes de agua, estamos en contacto con ella desde el vientre materno, el planeta es mayoritariamente agua.

No se puede vivir sin ella, es un derecho humano, básico y fundamental, como lo reconoció el 2010 la Asamblea General de Naciones Unidas, reafirmando que el agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.Por ejemplo, una mujer en periodo de lactancia necesita 7,5 litros de agua al día ¿Hoy en Chile, quién se los asegura?

Mientras se habla de derecho a la vida, el derecho al aborto -en casos específicos-, el derecho a la educación, a la salud, el derecho al matrimonio igualitario, no se puede avanzar sin olvidar ni descuidar que existe un pre-derecho: el derecho al agua que requiere ser regularizado y normado para todas y todos los habitantes de esta tierra fértil, sin excepción.Esto es más que política, sin agua simplemente no hay vida.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas