Sename no respeta los derechos del niño

La Convención de los Derechos del Niño fue suscrita por el Estado de Chile el año 1990, asumiendo el Estado la tarea directa de asegurar y promover el respeto por la infancia.

La Convención establece 4 principios básicos: la no discriminación; el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo; el interés superior del niño y el respeto a la opinión de éstos.

El problema es que pasada varias décadas podemos evaluar que las políticas promovidas por el Estado, han acrecentado la deuda con la infancia pobre y vulnerable, situación que se hace visible con las centenas de muertes denunciadas y los trabajos forzados que cuando niños sufrimos.

El conocimiento empírico de haber vivido esa deuda con la infancia pobre y vulnerable del Sename, obliga a pedir que se salde de una vez por todas.

Lo que impacta a la ciudadanía, es el descuido de la clase política y de los gobiernos en su conjunto, puesto que acá existe una dificultad estructural,el Sename como servicio no está cumpliendo hace varios años con la misión que fundamenta su propia existencia.

Esto es,“contribuir a la promoción, protección y restitución de derechos de niños, niñas y adolescentes vulnerados/as, así como a la responsabilización y reinserción social de los adolescentes infractores/as de ley, a través de programas ejecutados directamente o por organismos colaboradores del servicio”.

¿Será que el sistema de subvención ha convertido a los hogares de niños y niñas en lucrativas“empresas”? Ese es el problema brutal del neoliberalismo, todo es mercancía y stock posible de ser transado en el mercado, perdiendo la humanidad hasta llegar a la muerte.

A propósito de muertes, las torturas modernas y la naturalización del maltrato, impacta que no se maneje ni siquiera la cifra exacta de niños muertos,¿acaso los infractores que quedaron fuera de la cifra oficial, no son también niños vulnerados?

Ahora, lo del Sename si bien es lo más polémico, urge revisar las diversas vulneraciones que se dan día a día en nuestro país y ya naturalizadas las pasamos por alto. ¿Alguien se ha preguntado qué sucede con la infancia pobre y mapuche que habita nuestro país y que es doblemente discriminada, por la clase y por la etnia?

Impacta las imágenes del niño que llora en medio de los balines, impacta el niño que llora por su padre herido, impacta el niño que llora cuando de las mechas arrastran a su madre por defender la tierra. Impacta la niñez olvidada de estos días y la que agoniza en la rivera del Mapocho, escondida y silenciosa. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas