Subsidio estatal para nuevos medicamentos

Parlamentarios exigen al gobierno cumplir con la regulación de precios de los medicamentos y ampliar la cobertura, porque argumentan que los chilenos tienen el gasto de bolsillo demasiado alto.

Eso es veraz, e incluso algunos han apuntado “a laboratorios y cadenas monopólicas como actores que abusan, manipulan precios y venden los productos más caros para obtener rentabilidades excesivas”, algo que, al menos, desde la industria farmacéutica local, desmentimos tajantemente, pues elaboramos los genéricos más baratos de Latinoamérica con un valor comprobado de US$ 1,09 dólares bajo el promedio regional de US$ 4,4  dólares, según consta IQVIA durante 2019.

Si queremos en Chile mejorar el acceso universal y oportuno a medicamentos de calidad para la población, la experiencia comparada de la región indica que la regulación y determinación legal para fijar precios no es la solución.

La propuesta es fomentar una regulación que promueva y resguarde la libre competencia para una mayor transparencia en el mercado, facilitando así información a los pacientes, de modo que puedan comparar precios y elegir lo más adecuado, pero, siempre en base a una bioequivalencia terapéutica garantizada.

Para esto, crear un observatorio de precios, como en otros lugares, es la medida más adecuada.

No olvidemos sí que todo medicamento nuevo es y será cada vez más caro. Hoy por cada nueva molécula se invierte cerca de US$2.180 millones, según estudios de Deloitte. ¿Y quién pagará estos fármacos? El Estado debiera subsidiarlos. Chile hoy tiene la cobertura estatal más baja de medicamentos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lo que no se condice con la calidad de vida que anhelamos. Y menos aún con lo que se publicita en los medios de comunicación.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas