La impunidad a favor de los poderosos

En la víspera de un feriado largo, cuando todos pensábamos en el descanso, en estar en familia, en olvidar un poco lo difícil que ha sido este año en todos los sentidos para los chilenos y chilenas, se conoce muy silenciosamente, que la fiscalía metropolitana sur había tomado la decisión de no perseverar en la investigación por el caso de la Colusión del Papel, que cierra la investigación.

Ello básicamente por la negativa de la Corte de Apelaciones de San Miguel, que ya en marzo pasado, desestimó dar la autorización judicial para tener acceso a los antecedentes reservados que llevaba paralelamente la Fiscalía Nacional Económica.

Esa autorización era clave para la fiscalía sur, los datos obtenidos de los computadores, las escuchas telefónicas y un cuánto hay de evidencias no pudieron ser investigadas en profundidad y frente a este escenario, el fiscal Galdámez, anunció su cierre definitivo. Terminar la investigación penal significa que, ni los ejecutivos de CMPC ni las empresas, recibirán sanción alguna. Ya la Fiscalía Nacional Económica había solicitado al Tribunal de la Libre Competencia eximirlos de toda culpa por haberse delatado.

¡¡Un gran fin de semana largo se les regaló entonces a los coludidos!! El fiscal Galdámez podría haber elegido un día normal para que la prensa pudiera dar una cobertura a la altura de la indignación pública.

Más de 800 millones de dólares mínimos se calcula que ganaron durante diez años acordando cuotas de mercado, metiéndose sin permiso en los bolsillos de todos nosotros.

El cartel más grande de los últimos años dejará de ser investigado, no tendrá sanción alguna y seguirá reinando en el mercado, en todas las góndolas de los supermercados.Así tal cual, no se moverá ni un ápice su 90% del mercado. Y, además, a modo de lavado de imagen se han convertido en el producto estrella de los ambulantes a lo largo del país, pues en cada esquina usted y yo podemos encontrar confort doble hoja.

Ya estamos claros, las grandes multinacionales son intocables, manejan la justicia, el mundo político, los medios de comunicación y nuestros sentimientos, porque aunque estemos con la indignación nivel dos, sabemos que nada sacaremos con protestar, frente a este fallo  tampoco con dejar de consumir, pues son los grandes proveedores del mercado y los pequeños  como yo y muchos, no podemos suplir la demanda en caso de dejar de comprarles, pues estamos parapetados con las sobras que dejan para que podamos respirar.

Esa es nuestra realidad, no muy lejana a la que ocurre en otras partes del mundo, es cosa de ver como el colapso y la crisis democrática es transversal.

Pero la esperanza está en seguir perseverando aunque todo se vea complejo, seguir exigiendo nuestros derechos, dejar de ser consumidores y retomar nuestro rol de ciudadanos, romper las cadenas de un sistema económico que nos tiene podrida el alma y, por nada, perder la capacidad de asombro, aunque parezca que ya nada nos puede sorprender, como el hecho de que queden sin sanción los coludidos de las farmacias, los pollos, el transporte, los que reciben financiamiento irregular en la política y  estos señores del papel.

La desigualdad y la negación de justicia es tierra fértil para la concentración del mercado, también haber eliminado la pena de cárcel. Si es sabido que a los ladrones de cuello y corbata les da terror caer presos, por eso amarran todo muy bien para cometer delitos y no ser descubiertos, bien merecemos una explicación con este traje a la medida  que se les fabricó a  los poderosos.

¿Cuántas campañas políticas, favores a personajes claves se han pagado en pos de la impunidad? Algún día lo sabremos, mientras seamos capaces de no callar y mantener la mirada crítica y denunciante sin descanso.

Suponemos que,  al menos, se perseverará en compensar a los ciudadanos y ciudadanas por el robo que nos hicieron los señores del papel, tras la querella que aun duerme en tribunales presentada por los consumidores contra las dos empresas involucradas, estaremos vigilantes esperando que la justicia esta vez sople a favor de nosotros, los ciudadanos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas