Revertir la injusticia y la criminalidad

Concuerdo plenamente con el señor Director del Sename, Hugo Herrera, cuando dice en una entrevista al diario El Mercurio, el 2 de Julio que, “estamos trabajando para subir los estándares de calidad de los funcionarios que llegan”.

Luego de años que llevo al servicio de los jóvenes que se encuentran en la red de infractores de ley, puedo aseverar que la crisis que enfrenta el Sename, en esa área, tiene que ver de manera muy contundente con aquellos pésimos funcionarios que descreditan a la institución porque se esmeran - por decir lo menos- de ir en contra de las normas más elementales, como también ejercer su rol de educador, enseñar valores y principios, o lo que urge en esos ambientes, ser un referente que atrae, invita y propone.

Para lo anterior de muestra un botón. Recientemente realicé una hermosa liturgia de Bautismos y Primeras Comuniones en el CIP CRC San Joaquín, al término de la misma se entregaron como obsequios, por la recepción de los Sacramentos, libros de oración y estampas de santos muy queridos por los jóvenes.

Finalizado todo, ellos los llevan a sus dormitorios, pero un “educador  de trato directo”, argumentó que él no era creyente, arrebató los regalos de manera agresiva y los hizo desaparecer. Uno de los muchachos, el más joven, quedó llorando, al experimentar  este tipo de conducta del funcionario.

Me pregunto ¿tiene importancia para ese sujeto la Ley de Cultos?, ¿por qué en esos lugares algunos de estos funcionarios no acatan las leyes, y lo que es peor, no se sanciona al que se cree que está por sobre ellas?

No me cabe duda la buena intención de Don Hugo, pero sinceramente creo que no podrá reenfocar un servicio que efectivamente está con el certificado de defunción en la mano y no se  ve disposición de las más altas autoridades del sector, para intervenir y recomponerlo.

La mala política que chorrea por todos lados ha horadado los cimientos de la equidad, justicia, inclusión y oportunidades, para los descartados de la sociedad y por ello cualquier aprovechador y oportunista se siente con el derecho de oprimir, vulnerar y amenazar a los más desprotegidos y frágiles de la comunidad.

Decenios de historia de un Sename que no ha sido capaz de liderar en materia de inclusión y resocialización, lo deja al margen de planteamientos creíbles, a la espera de un desmoronamiento total y quizás recién allí construir algo que llene de esperanza  y luz a los niños y jóvenes víctimas de populismos y demagogias muy añejas.

Señor Herrera, ojalá usted pueda ser quien construya un Sename a la altura que Chile necesita. Le pesará, sin embargo, la negligencia y nulo espíritu de servicio desinteresado y ambiciones de muchos de sus predecesores, que como un fantasma lo perseguirán en su ánimo honesto y generoso.

Si usted no tiene la  libertad interior y superior de la alta política, seguiremos con más de lo mismo que de corazón espero que así no sea.

El abandono de políticas eficaces y programas que ofrezcan oportunidades reales al segmento que recibe el Sename, ha crucificado a generaciones completas de niños y jóvenes pobres y maltratados de nuestra sociedad.

¿No cree que llegó el momento de revertir tanta injusticia y criminalidad?

Chile hoy se merece la delincuencia que tiene, pero mañana puede merecer la paz y la inclusión, si hacemos hoy lo que corresponde.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas