Cambio Climático, ciudades más resilientes, un desafío de la sustentabilidad

El calentamiento global ha provocado, gradualmente, diversos eventos de carácter climático que han traído consigo un severo impacto, tanto en la infraestructura, como en lo económico y lo social. Este escenario de cambio climático exige a los gobiernos diseñar estrategias para hacer frente a estos efectos, estableciendo políticas que permitan generar ciudades y sociedades más resilientes. 

El ministerio de Vivienda y Urbanismo ha asumido, desde su ámbito, un compromiso país para trabajar en el impulso de políticas y estrategias más sustentables, que consideren el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales, así como la prevención, preparación y recuperación en casos de desastres. 

Respondiendo a esto, nuestro ministerio trabaja en la incorporación de criterios sustentables en el área de la construcción, a través de distintas iniciativas.

En 2012, firmamos el Convenio Interministerial de Construcción Sustentable, que reunió a las carteras de Obras Públicas, Vivienda y Urbanismo, Medioambiente y Energía, y sentó las bases para el desarrollo de un plan de trabajo en este ámbito.

Actualmente, este convenio se reactivó sumando a los ministerios de Desarrollo Social y de Economía, Fomento y Turismo. 

Hoy estamos trabajando, tanto a nivel central, como en las regiones, para detectar oportunidades de desarrollo de carácter local y dar a conocer los diferentes programas e iniciativas que impulsamos, entre las que quiero destacar la Certificación de Vivienda Sustentable (CVS), que es un sistema voluntario que evalúa los atributos sustentables de la edificación durante su proceso de diseño y construcción. 

Con esta herramienta esperamos colaborar en el mejoramiento de la normativa de construcción, poner en valor las ofertas inmobiliarias sustentables, generar nuevos mercados para productos eficientes y entregar al usuario información clara y objetiva sobre el nivel de sustentabilidad de sus viviendas. 

Esta iniciativa, junto a otras, como la Calificación Energética de Viviendas (CEV); la aplicación de sistemas para el uso de energías renovables en viviendas; la Red Nacional de Monitoreo (Renam); el desarrollo normativo y técnico para los Techos Verdes en edificios; el Acuerdo de Producción Limpia (APL) para Neumáticos Fuera de Uso; la Norma de “Gestión de residuos de la construcción y demolición”, y la aplicación de estrategias para la reducción y eficiencia del consumo hídrico, entre muchas otras, busca mitigar los impactos ambientales de la industria constructiva, así como también, mejorar las condiciones de confort y habitabilidad de las viviendas y su entorno. 

Por otra parte, estamos enfocados, también, en disminuir la vulnerabilidad de las edificaciones frente a los distintos fenómenos naturales que se han hecho más frecuentes con el cambio climático y, así, reducir el riesgo para las personas.

Para ello, estamos evaluando las condiciones técnicas de la infraestructura, los materiales y el comportamiento de los diferentes sistemas constructivos, además de la calidad del diseño y de la construcción, entre otros atributos. Esto, a través del mejoramiento y generación de normativa que eleve el estándar constructivo en el país. 

Finalmente, en materia de respuesta frente a catástrofes y emergencias, el Minvu ha asumido un importante rol, abordándola a través de tres ejes: Prevención y mitigación del riesgo, Preparación para la respuesta y Recuperación y reconstrucción. 

A partir de estos ejes estamos desarrollando un trabajo colaborativo intersectorial con otros organismos del Estado para desarrollar diversas iniciativas.

Una de estas es el Plan de Respuesta Sectorial Frente a Desastres (PR-Minvu), que establece protocolos sobre cómo debe actuar la institución en este tipo de situaciones y las acciones que se deben articular hacia la ciudadanía tanto en el nivel central, como en nuestras reparticiones regionales. 

Para apoyar este trabajo, estamos implementando diversas herramientas tecnológicas, como un modelo de información territorial con cartografía georreferenciada que proporcionará información actualizada en materia de gestión de riesgos. A esto se suma el desarrollo de una aplicación y una plataforma para la evaluación de daños pos desastres en terreno a través de dispositivos móviles, lo que permite generar información instantánea y útil para la toma de decisiones. 

Si bien creemos que es fundamental trabajar en estas estrategias para enfrentar las consecuencias del cambio climático, estamos convencidos que, con la voluntad y el trabajo mancomunado de los gobiernos y la sociedad civil, podemos frenar este fenómeno global, a través de medidas conscientes y comprometidas con el futuro del planeta y de nuestras sociedades.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas