Chiloé, la fuerza de sus mujeres

Por estos día se desarrolla en Santiago, la 4° versión de la Feria Chiloé Mujer, encuentro que reúne el trabajo de más de 50 emprendedoras chilotas, que apoyadas por la Fundación PRODEMU han llevado a cabo diversos proyectos de desarrollo económico en áreas como artesanía, confección textil, gastronomía y producción agrícola, entre otras.

De esta forma han logrado dar a conocer su trabajo y presentarse ante la opinión pública como un grupo de mujeres autónomas, organizadas y capaces de dar vida a una muestra de texturas y sabores del archipiélago de Chiloé, que constituye un aporte a la promoción de los atractivos patrimoniales y turísticos de la zona.

Sin embargo, el camino recorrido por estas mujeres tratando de alcanzar la autonomía económica no ha sido sencillo.La experiencia de cada una de ellas da cuenta de historias de años de esfuerzo y trabajo, pero principalmente de una búsqueda de espacios de realización personal y colectiva, a veces haciendo frente a la falta de recursos, resistencias sociales o de su entorno más directo.

Ellas son la prueba palpable de que la unidad, la organización y la  creación de redes permite sortear las dificultades. Este año debieron enfrentar la crisis de la marea roja y lo hicieron en forma colectiva apoyándose en sus compañeras y en las capacidades adquiridas en su proceso de articulación social.

¿Qué nos muestran  estas emprendedoras con su ejemplo?

Primero, que las mujeres cuentan  con las habilidades para adquirir, potenciar y desarrollar nuevas capacidades a lo largo de sus vidas.

Segundo, que para que las mujeres puedan ejercer todos sus derechos en condiciones de no discriminación, deben ser autónomas para, desde la libertad, ejercer en plenitud la ciudadanía laboral.

Tercero, que la autonomía económica, que les permite a las mujeres generar ingresos propios, a partir del acceso al trabajo remunerado, en igualdad de condiciones que los hombres, es el pilar fundamental para alcanzar el empoderamiento.

Cuarto, que en el trabajo colectivo se fortalece y, lo más importante, se puede alcanzar un grado de visibilización que sin duda aporta en la tarea de ganar más y mejores espacios de participación social.

Es importante apoyar a las mujeres emprendedoras alentando su participación en procesos de capacitación y perfeccionamiento técnico y de gestión. Sin embargo, es imprescindible que esto se dé en un contexto de formación donde se genere en ellas la toma de conciencia de las desigualdades sociales y de género, así como el conocimiento y defensa de los derechos de la mujer.

El ámbito del trabajo y de lo productivo es uno de los que más evidencia  las brechas y barreras que aún persisten en nuestra sociedad, sin embargo experiencias como la feria Expo Chiloé-Mujer nos permiten visualizar caminos y estrategias para avanzar en igualdad de género en la promoción y difusión de la riqueza de la Isla de Chiloé y la fuerza de sus mujeres.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas