El camino por el que debemos avanzar

Hace algunos días aprobamos en la cámara de Diputados, con una amplia mayoría transversal, el segundo retiro de los fondos de la AFP. Desde la UDI hasta el partido Comunista dieron sus votos para este nuevo “fondo de emergencia”, a pesar del gran volumen de recursos que ha entregado el Estado durante la pandemia, pero que ha dejado a muchas personas fuera, debido a la excesiva focalización a la hora de definir los destinatarios de estos beneficios.

Muchas familias, mujeres y hombres de trabajo han quedado sin recursos, sin beneficios, lo que ha hecho que su situación sea muy grave. Durante mi intervención en la cámara relate las historias de personas que conocí en mi distrito: ciudadanos de clase media, con dos hijos, que no tenían trabajo, ni habían recibido beneficio alguno y vivían de allegados; otros que tenían pequeños negocios y kioscos, sin ningún tipo de herramientas ni medios para soportar su negocio.

¿Podríamos calificar esta medida como populismo conociendo estas historias? ¿O es tener calle y saber lo que está ocurriendo en el país?

Este proyecto es la forma que tenemos para poder llegar con una ayuda para estas familias. Nunca hemos dicho que sea la mejor de las medidas, siempre la hemos calificado como la peor de todas, pero si no hay otra alternativa, tenemos que aprobar esta, porque es la única que hay.

Tenemos la obligación de hacernos cargo de estas familias, de muchos hombres y mujeres de trabajo que piden un respiro para poder soportar esta cruel pandemia. Por eso hemos apoyado este segundo retiro, y nos tenemos que comprometer a buscar formas para poder mañana resolver el tema de las pensiones futuras, que sin duda, no lo discuto, se han visto perjudicadas por estos dos retiros a los fondos de las AFP.

Pero estos retiros no son para comprar cosas suntuarias. Son retiros de sobrevivencia, y quienes los han utilizado para ahorrar o para su cuenta vista, lo han hecho por temor al futuro; gente de clase media que le ha costado mucho llegar donde está, y le teme a lo que va pasar, porque esta pandemia no cede. Ya hay mutaciones del Covid-19 en algunos países de Europa, por lo tanto la incertidumbre que genera esto hoy en las personas las lleva a ahorrar. No es plata destinada al consumo necesariamente, ni tampoco están haciendo negocios.

Esto nos lleva a tener los pies sobre la tierra y decir, “efectivamente no es el mejor de los caminos, sino que uno de sobrevivencia”, por lo mismo tenemos que hacernos cargo de que estos retiros generarán cambios en las pensiones futuras, y esas pensiones futuras van a impactar la paz social del país, si es que son más miserables de lo que son hoy día.

Es por esto que hay que buscar soluciones, restituir esos dineros en el tiempo, asegurar ese futuro, y permitir que en Chile existan pensiones dignas para quienes nos han precedido y para los que vendrán después.

Necesitamos que se haga justicia con todos aquellos chilenos que han dedicado una vida a trabajar por construir un mejor país.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas