La alquimia electoral

¿Cómo es que terminamos hablando de si mover o no mover una estatua?

El poder del capitalismo en su ciclo neoliberal no es pura negatividad (represión) y prohibición, sino fundamentalmente un vigor seductor y de positividades. En vez de amenazas, conseguir más "me gusta" (likes).

Esto es lo que nos hace pensar que nuestras elecciones son siempre genuinas e inéditas. Y los más críticos considerar no solo que están lejos de su influencia, sino también propiciando su socavación. Por eso el filósofo esloveno Zizek alerta que "el anti neoliberalismo suele estar lleno de neoliberalismo".

Es decir, que al alero de consignas radicales y de principios, del audaz sin audacia, estas pueden terminar más bien, por marginalizar las alternativas de transformación, reduciéndolas a la insignificancia. Sin nunca percibir que podrían ayudar con eso a su propia reproducción, y a pesar de sus propias patrullas morales y policías del pensamiento. Esa es la astucia del sistema. Que es capaz de convivir y reciclar esas amenazas, convirtiendo algunas de ellas, incluso en mercancías. (Por eso Marx ya advertía que la tarea no era interpretar la realidad, por muy radical que esta fuera, sino transformarla).

Ahora la controversia es si mover o no mover el monumento de Baquedano. Y en torno a ella se encapsulan "posiciones políticas". ¿Tiene esto alguna relevancia? Antes fue si la Convención Constitucional era o no una asamblea constituyente. O si solo independientes o también militantes. O si 30 años o fueron menos.

El asunto es que al calor de este tipo de disputas se han formado las distintas oposiciones, lo que ha llevado, casi como una tragedia griega, a que el próximo 11 de abril se pueda producir una sorprendente alquimia electoral: los que convertirán el triunfo, de la movilización y el plebiscito, en una derrota; y los que transformaran su fracaso en una victoria.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas