La Región de Aconcagua sigue esperando en la fila

A excepción de los partidos de la selección chilena, pocas veces, por no decir nunca, vemos en nuestro país un potente apoyo transversal a una temática específica.  Sin embargo, este apoyo unánime lo estamos consiguiendo cada día con mayor fuerza con nuestra demanda para recuperar la Región de Aconcagua.

Una demanda que ya se arrastra por años y cuyo piso se fortaleció inevitablemente durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, cuando se entregó el informe favorable de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE), para la creación de la región número 17 de nuestro país, incluyendo las provincias de Los Andes, San Felipe y Petorca y separándose de la actual Región de Valparaíso.

Desde ese día, mucha agua a pasado bajo el puente, nuestro movimiento se ha fortalecido con el apoyo transversal de parlamentarios de la zona de Aconcagua.

Francisco Chahuan (RN), Isabel Allende (PS), Ricardo Lagos Weber (PPD) de partidos políticos distintos, con convicciones y sensibilidades opuestas en varias materias, en la Región de Aconcagua encuentran un punto de convergencia que se ha traducido en un apoyo explícito a nuestra demanda.

A ellos se suma la bancada de diputados de Aconcagua y alcaldes de todos los colores políticos. Recientemente, apoyo también en el acto por la descentralización realizado en el ex Congreso Nacional y al que asistieron políticos y dirigentes sociales del más diverso espectro político. Todo aquello demuestra que la Región de Aconcagua concita un apoyo transversal real. Ejemplos de este tipo son escasos en nuestra realidad política.

Pero pareciera ser que el Gobierno no ha querido abrir los ojos frente a esta situación y a muchas otras, demostrando que está completamente al margen, desconectado totalmente de lo que la gente quiere y necesita.

Ejemplos hay por decenas. Solo estos últimos días hemos visto a un subsecretario de salud señalar que hay gente que se levanta temprano para hacer filas porque hay un elemento social, de reunión social; a la justicia explicándole a una intendenta que el Estado tiene la responsabilidad de cuidar la exposición pública de un adolescente luego de una querella; un largo paro de profesores y una crisis humanitaria por extranjeros intentando ingresar al país en el norte, ambos sin un buen manejo de la autoridad.

En nuestro caso, tampoco hemos sido escuchados, más aún cuando el subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, comprometiera públicamente la licitación de un estudio de factibilidad económica para la creación de la Región de Aconcagua durante el primer semestre de 2019.

El plazo se cumplió. No obtuvimos respuesta. Y los habitantes de Aconcagua siguen esperando para terminar con la doble centralización que sufren las comunas de la Quinta Región interior. Por una parte, el centralismo de Santiago y por otra, el centralismo de Valparaíso y Viña del Mar que absorben todos los recursos para la generación de grandes obras y proyectos.

Ya es tiempo de que las autoridades abran los ojos, se conecten con la realidad, den cumplimiento a los compromisos o por lo menos una respuesta acorde con lo que se espera de cada uno de ellos.

De lo contrario seguiremos levantándonos temprano para hacer la fila, esperando que nos toque nuestro número de atención, haciendo vida social.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas