La verdad tiene su hora

“No hay peor astilla que la del mismo palo”.

La presidenta del Colegio Médico, ha sido duramente denostada por su antecesor, atacada sin piedad por decir la verdad, aunque duela. 

Ambos miembros de la mesa social, representantes de los creíbles distintos dirigentes de la comunidad nacional, exigiendo insistentemente al debilitado Presidente de la República, que la formara como una instancia de apoyo.

Solo con el sano propósito de aportar sus conocimientos en el zigzagueante tratamiento que el gobierno da al virus que nos aflige, a todos y todas por igual, reiterando, un cambio en la forma y en el fondo de las políticas implementadas hasta ahora para combatir la brutal amenaza que nos cierne sin tregua alguna.

Aunque los ataques de parte de Paris y Blumel, se mantienen inalterables al Colmed, la verdad tiene su hora, como señalara el Dr. Sebastián Ugarte: “Chile no ha enfrentado en más de un siglo una situación como ésta, llegó el momento de hacerlo, se acabó el tandeo, pongámonos serios y demos lo mejor de nosotros.

Piñera se hace el sordo o no quiere ver lo que su Ministro trata de esconder. Yzkia a nombre del Colegio Médico, porque no se manda sola, ha reiterado la obvia petición, una mayor disponibilidad de datos fidedignos, un plan de salud mental, a los miles de chilenas y chilenos afectados directamente, aumentar medidas sociales, un mensaje más claro, transparente, asumiendo que el escenario es y será muy adverso.

Decir la verdad es un deber y una obligación ineludible de la autoridad.

José Maza, astrónomo, Premio Nacional de Ciencias, un científico de calidad mundial, refiriéndose al Dr. Jaime Mañalich, en forma muy elocuente lo retrató de cuerpo entero, “Yo creo que lo peor que tiene el Ministro de Salud, son sus habilidades comunicacionales.” Se ve lindo cuando se queda callado” agregando que “no se puede andar peleando con todo el mundo, no se puede ser tan camorrero, no se puede ser tan cara de palo”.

¿Dónde están los mil ventiladores mecánicos donados por los chinos? ¿Dónde están los kits de PCR, para los hospitales? ¿O los insumos que carecen los y las funcionarias?

¿Qué pasó con el tan cacareado carnet de alta? ¿Cuantas camas reales existen para atender a los enfermos graves? Son preguntas que no tienen respuesta y que el Colmed exige, en nombre de la creciente y saturada demanda hospitalaria.

Cuando la cuarentena acabe la bronca social acumulada se transformará en barbarie. Las ollas comunes y los pendones negros son pan diario. Pem y  Pojh, los planes para mitigar la cesantía, nos retrotraen a los peores años de la dictadura, con sus nefastas políticas economicistas de los Chicagos-boys.

Presidente Piñera pedir por Chile no es humillarse, al contrario, es visualizar el futuro inmediato, llamar a un Gobierno de Unidad Nacional, para que termine su mandato, sin odio ni violencia, será el mejor legado de su segundo mandato, el cual pasará a la historia con un triste record de violaciones reiteradas a las personas y sus derechos más esenciales: trabajo, trabajo, trabajo.

Mientras tanto la dividida oposición en la vereda del frente, hace el soberano ridículo, mirándose el ombligo, intentando desconocer que mañana el pueblo le pasará la cuenta una vez más.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas