Ley para candidatos rechazados: un traje a la medida

Nuevamente hemos conocido una mala decisión tomada por el Senado: aprobar el proyecto que busca salvar aquellas candidaturas que fueron rechazadas por no cumplir con la ley electoral, al no presentar los documentos requeridos por el Servel para su inscripción. Con esta determinación se da una pésima señal a la ciudadanía, porque son esos graves errores los que desprestigian la política, ya que en estos tiempos debemos dar muestras de representatividad, y esto va en el sentido totalmente contrario.

Esta iniciativa ya había sido rechazada por la Cámara de Diputados, donde expresamos -categóricamente- un no a esta idea que busca modificar las reglas del juego, para adaptarla a la medida de aquellos que no cumplieron con la normativa. Es impresentable que ahora por la Cámara Alta nos intenten nuevamente hacer llegar este proyecto, que lo único que busca es beneficiar a quienes pretenden estar por sobre las normativas ya definidas.

En los tiempos actuales que estamos viviendo, donde las personas nos demandan más representatividad y que legislemos para ellos, porque están aburridos de las malas decisiones, me parece insólito que el Senado se dé el lujo de aprobar este proyecto en menos de 15 minutos, cuando otras iniciativas se han demorado meses y hasta años en tramitarse. No podemos seguir desprestigiando nuestra política institucional, debemos cuidar la democracia del país, y no seguir en esta línea de hacer trajes a la medida.

El Poder Legislativo nuevamente intenta inmiscuirse con otras instituciones del Estado, las cuales son independientes -justamente- para que no se generen conflictos de interés.

No podemos permitir ni ser cómplices de aquellas candidaturas parlamentarias que no cumplieron con las normas y los requisitos legales, razón por la que fueron rechazadas en primera instancia por el Servicio Electoral y luego el Tribunal Calificador de Elecciones ratificó esta decisión, porque efectivamente no cumplieron con los documentos necesarios.

Espero que cuando este proyecto pase otra vez por la Cámara Baja le digamos de nuevo que no, y tengamos la capacidad de darnos cuenta que esto habla mal de la política y le hace mal a nuestras instituciones, porque no podemos hacer leyes para beneficiar a los mismos que están dentro del Congreso. Es improcedente que algunos sigan insistiendo con la idea de salvar a aquellos candidatos impugnados por el Servel, porque las reglas son para todos, caiga quien caiga deben cumplirse, por lo que no podemos ni corresponde hacer excepciones para unos y no para otros.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas