Los Trece del 13 con don Bernardo

El  recién pasado día viernes,  en la plaza Bernardo Leighton  de Santiago se hizo un recordatorio público de la memoria  de don Bernardo, líder de nuestro Partido, símbolo de la ética y lealtad política, ejemplo de bondad, perdón  e inspirador  de la Democracia Cristiana  y fundador de ella.  El acto recordaba la carta de rechazo al Gobierno Militar  y Civil de la Derecha que se había producido 48 horas antes  y  fue organizada por la Juventud Metropolitana, el Frente de Profesionales y miembros de la minoría de la Mesa Directiva Nacional.

Se extendió ese recuerdo a los 16 que la firmamos en un gesto de  fraternal  generosidad para los que aún vivimos, los que no asistieron o ya murieron con humildad, respeto por  la unidad de nuestro Partido y recordando el testimonio de los fundadores dijimos que, al hacerlo cumplíamos con el deber de nuestro amado Chile y nuestra adhesión al testimonio fundacional  desde 1957.  Por eso es justo nombrarlos.

Bernardo Leighton, Radomiro Tomic, Renán Fuentealba.

Ignacio Palma, Belisario Velasco, Ignacio Balbontín.

Sergio Saavedra, Jorge Cash, Claudio Huepe.       

Jorge Donoso, Waldemar Carrasco,Florencio Ceballos.       

Andrés Aylwin, Mario Penna, Fernando Sanhueza y el suscrito.

Esta declaración fue un acto de conciencia que no tuvo soberbia, ni acción de ruptura con el Partido.  Para valorarlo hay que recordar el momento tenebroso que generó una discusión  en la Junta Militar sobre el destino de los firmantes. 

Rescato tres circunstancias.

El primero, es que no hubo unanimidadUno proponía el exilio, otro enviarnos a Dawson con los miembros de la Unidad Popular, un tercero propuso el fusilamiento  de los 13 y el cuarto la prisión de los 16, pero 3 de ellos firmaron cuando ya se había enviado a la Embajada de Italia para su distribución en Europa previendo que en Chile  sería censurada. 

El segundo  hecho, no confirmado,  pero se ha dado siempre por cierto,  es  que don Eduardo Frei Montalva advirtió a la Junta, a través de su ex edecán, General Bonilla que si algo le sucedía a los firmantes, él se asilaba. 

El tercer hecho  fue que a fin de ocultar su distribución o evitar su confusión, se redactó una carta  favorable al Golpe firmada por Doña Tila Castillo, absolutamente falsa dirigente de Ñuñoa.

Al recordar esta fecha  a 46 años  sólo rogamos que “Nunca más” y para ello Unidad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas