Obstruccionismo v/s Perfeccionamiento

No es un nuevo pasatiempo criticar al Gobierno. Son evidentes las falencias de esta administración, que nos obliga a rechazar propuestas del Ejecutivo, varias de ellas basadas en la fiebre de la contingencia.  

Pero no podemos darnos el lujo de quedarnos en aquello. Esa es la razón del empeño que hacemos para sacar adelante los cambios en el actual financiamiento de las Fuerzas Armadas, porque urge terminar con los actuales privilegios en las ramas castrenses. 

Una situación que necesitamos de una vez cambiar, procurando tener un diálogo sin ideologías.  Porque no se trata de un anhelo o promesa de gobierno u oposición, sino de indignantes casos de abusos a fondos del Ejército y policía uniformada.  

El ministerio de Defensa ya conoce nuestra postura y sabe que parte de las correcciones que debemos hacer al sistema es marginar a las FFAA de las decisiones de compra y evitar así nuevos casos de corrupción.

No es novedad nuestra advertencia respecto que la discusión sobre el Fondo Plurianual de las Capacidades Estratégicas de la Defensa abre la oportunidad política y legislativa para diseñar un nuevo sistema de adquisiciones y compras transparentes. 

Entonces nos parece indispensable dejar establecido que todas las adquisiciones con cargo a la Ley de Presupuesto anual debieran ser efectuadas a través del sistema que administra la dirección de Chilecompra, garantizando transparencia, competencia real entre proveedores y adecuados precios, permitiendo incluso  ahorrar y evitar eventuales conflictos de interés. 

Pero no es una acción aislada, sino integrada en la creación de una Agencia de Compras: un servicio público altamente profesionalizado y dependiente del ministerio de Defensa, que entre sus principales funciones deberían estar recibir y administrar los requerimientos de aprovisionamiento de Defensa en materia de adquisiciones de armas y su mantenimiento; generar las licitaciones públicas nacionales e internacionales para las adquisiciones ligadas al Fondo; administrar y formular los contratos asociados al material que se está adquiriendo.

Junto con resolver los problemas técnico-jurídicos que emerjan de las negociaciones en consulta a Hacienda y de Defensa, además de gestionar los respectivos desembolsos que emanan de los contratos en coordinación con el Banco Central. 

La institucionalidad va de la mano de personal idóneo seleccionado vía Alta Dirección Pública, cuyos postulantes deben tener una trayectoria profesional de a lo menos 12 años, siendo sometidos a normas especiales de probidad y supervisados por la Unidad de Asuntos Financieros.

Además, se plantea que no podrán integrar dicho organismo quienes hayan sido oficiales superiores de alguna de las ramas de las FFAA. 

Esto es sólo parte de nuestra propuesta y ánimo colaborativo, juzgue usted si nos estamos limitando a reprochar el insuficiente mensaje inicial que deroga la Ley Reservada del Cobre y crea un nuevo sistema de financiamiento para las Fuerzas Armadas.

Yo creo que más bien estamos abiertos a trabajar por complementarlo. Lejos del obstruccionismo del cual se nos ha acusado sistemáticamente como oposición.

Sabemos que La Moneda está aprendiendo a llevar adelante este diálogo que les ha sido esquivo, pero nosotros ya hemos sincerado nuestras propuestas para seguir adelante, y en pleno proceso de negociación acordar cambios al proyecto de financiamiento.

Ahora necesitamos la voluntad política de evitar nuevos casos de corrupción,  de los cuales continúan surgiendo antecedentes desconocidos. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas