Otra cosa es con guitarra

Sobre la marcha. Así esta administración se ha dado cuenta de que requiere acuerdos y no sólo propia voluntad para levantar su  agenda. Un aprendizaje que llama la atención no lo adquiriera la vez anterior, pero parecen haber sido semanas de lecciones que ahora debe poner en práctica porque esos acuerdos los tiene que buscar en el Congreso, cuyo espíritu republicano nos obliga a estar disponibles y pavimentar aquello que beneficie al país.

En estos días en que La Moneda toma vuelo anunciando reformas que requieren de una discusión a fondo, es menester que aplique el sentido de diálogo tan ausente en su predisposición, porque cualquier acercamiento que se genere, es directamente proporcional a su base de sustentación para mantenerse.

Esa plataforma no se consigue a través de redes sociales, encuestas, leyes para la galería ni nombres de marketing. Eso lo pudimos palpar en el bautizado #AulaSegura, que en su versión original carecía de una propuesta para enfrentar el gran problema de la violencia en la comunidad escolar. En cambio, La Moneda había apostado a la estrategia de la trinchera, una práctica aceptable para el Piñera candidato, pero  otra cosa es con guitarra.

Si se pretende ser gobierno para los chilenos, lo que necesitamos los actores de la clase política es trabajar con todas las cartas sobre la mesa. Temas tan relevantes como la necesaria reforma al sistema de pensiones que llevamos años discutiendo, o como la nueva reforma tributaria, requieren una actitud con altura de miras y objetividad. Tanto la letra chica como la ideologización hacen un flaco favor al avance del debate.

Sin ir más lejos, la propuesta previsional  desestima una mayor solidaridad entre los cotizantes activos y los pasivos para permitir de manera cierta el aumento de las pensiones más bajas y en un plazo más corto, no obstante se pretende  ingresar otros actores al sistema como administradoras de pensiones.

Entonces, la ausencia de lo obvio vuelve a hacerse presente: el debate y análisis del sistema de las AFp,de una vez por todas. Parece  que efectivamente se prefiere no abrir esa puerta para no tener que elegir entre un lado u otro.

Por ello insisto, para avanzar  es vital no esquivar los temas, aunque aquello no sea popular o disguste a una parte del sector que representamos. En ese espíritu es evidente que necesitamos hablar con objetividad respecto las necesidades que el país tiene, sin temer a la vista el ranking de popularidad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas