¿Un Bolsonaro para Chile?

Mientras transcurrían los actos de violencia y desmanes con motivo de la celebración de los dos años del 18 de octubre, como acostumbra decir Francisco Vidal, sentado en su bergere frente a su televisor y con un gran cambucho de cabritas, José Antonio Kast miraba complacientemente. Los violentistas de la extrema izquierda, anarquistas y delincuentes le estaban haciendo la campaña sin tener que salir de casa.

El país vive naturalmente momentos de incertidumbre, propio del proceso de cambio que necesitamos vivir a partir de una nueva Constitución, si queremos construir una sociedad más justa, más libre, más fraterna y en paz. Pero, la centro izquierda y la izquierda han sido ambiguos frente al cuestionamiento claro y preciso a la violencia, con lo que ahondan esa natural incertidumbre y se pierden las certezas.

Sin más, ayer Boric recién alrededor de las 21:30 horas señalaba "la destrucción y la violencia de lo común no será nunca el camino". Totalmente de acuerdo. Pero y los bienes privados; las tiendas destruidas y saqueadas, los autos quemados, los espacios vandalizados (los incendios y muertes en La Araucanía) ¿no son también necesarios de defender y esa violencia denunciar?

Provoste sólo a las 21:45 envió su mensaje por video, cuestionando todo tipo de violencia.

¿Por qué no reaccionaron antes o incluso no pidieron a todos sus adherentes que se organizaran para evitar o ayudar a controlar estos desmanes? Ambos están conscientes que esta violencia les afecta políticamente.

Ambos tampoco dan explicaciones claras frente a su posición por la ley de indulto que proponen. Una ley muy poco clara para la opinión pública, que no se ha explicado a quienes beneficia definitivamente. La misma que entrega una pésima señal al país y especialmente a quienes deben resguardar el orden público y hacer justicia, como también a los mismos delincuentes.

Amparada en la violencia institucionalizada, que es una realidad sin duda, se trata de explicar entonces el sentido de esta violencia odiosa y destructiva. ¿No se dan cuenta que con ello se podría justificar hasta la delincuencia pura y el narcotráfico por ser también, en alguna medida, consecuencias de esta violencia social establecida por la desigualdad? Si entramos en este juego, terminemos liberándolos a todos e incendiemos el país y cerrando la puerta por fuera. No solo parece un absurdo, es un absurdo.

No es que el pueblo chileno, como el brasilero, sean de derecha o quieran el status quo, sino que la incertidumbre natural y propia de los cambios terminan inmovilizando y prefiriendo al mal menor, como fue el resultado de la elección de Piñera, o un camino seguro para hoy aunque sea hambre para mañana.

El centro y la centro izquierda hoy están abandonados. Boric trata de hacerle guiños, pero con el PC de Jadue no hay seguridad ni confianza alguna. Mientras Provoste se encarga de presentarse como mas izquierdista que el propio Boric, con una tremenda miopía política. Ambos tratan de explicar la razón de apoyo al retiro del 10%, que se ha demostrado por todos los economistas serios traerá grandes dificultades económicas y no ayudará en nada, más bien perjudicará, a los más necesitados. Beneficiando solo a los que más tienen.

Al respecto, mientras Boric señaló una cosa y termino haciendo otra, Provoste da una justificación propia de un estudiante de cuarto medio. En definitiva, ambos disfrazan la verdadera razón: los votos. Eso naturalmente genera desconfianza, porque muestra que no son convicciones las que determinan sus decisiones, sino la oportunidad electoral.

Por su parte Sichel se ahoga en sus propios problemas y no parece tener visos de recuperación y Enríquez-Ominami, con tanta reincidencia ¿no hará de las elecciones presidenciales una forma de financiar su vida?

¿Si ya Kast está primero en las encuestas, no es hora de que la izquierda y toda la oposición haga un profundo cuestionamiento antes que sea demasiado tarde? Si seguimos por este camino podemos terminar con un Bolsonaro chileno a quién le harán la campaña sin tener que salir de su casa.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas