De la demanda nace la regulación

La cirugía plástica no es una disciplina reciente en la historia de la medicina. Ya en antiguas culturas existen referencias a procedimientos quirúrgicos relacionados a esta especialidad. Actualmente en Chile vemos cómo la demanda por las cirugías plásticas han tenido una tendencia al alza cercana al 20% anual durante los últimos cinco años. Esta cifra acusa la necesidad de dar los primeros pasos hacia una Ley General para Cirugías Plásticas. Lamentablemente, existen muchos médicos que realizan estas cirugías sin tener la certificación de Cirugía Plástica.

Al igual que en varios países del mundo, Chile se encuentra viviendo un boom en términos de cirugías plásticas estéticas y reconstructivas. En nuestro país se realizan entre 25.000 y 30.000 intervenciones de esta subespecialidad al año. Ante el incremento de la demanda, debemos acercar las posiciones entre todos los actores del sector, incluyendo los gobiernos e instituciones de salud como la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP).

Hoy esta subespecialidad de la medicina ha irrumpido en el debate público, exigiendo a los gobiernos cada vez más control y regulación sobre la materia. En este sentido, países como Francia y Dinamarca llevan la delantera con leyes específicas para el ejercicio de las cirugías plásticas estéticas y de reconstrucción en Europa.

Bélgica, por su parte, está avanzando en esa línea, limitando la ejecución de algunas intervenciones quirúrgicas plásticas a quienes hayan pasado y aprobado el entrenamiento pertinente para su certificación. Aunque el resto de los países europeos carecen de leyes específicas sobre el tema, la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) y la Confederación Internacional de Sociedades de Cirugía Plástica (ICOPLAST) están haciendo esfuerzos para poner esta necesidad en la palestra a nivel mundial.

Igualmente, en América Latina son pocos los países que han logrado una regulación de las cirugías estéticas. Uno de ellos es México, donde la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley de Salud a inicios de 2017, por lo que ahora se exige el título de Cirujano Plástico para médicos que realicen procedimientos estéticos o reconstructivos. Asimismo, en marzo de 2015, República Dominicana llevó a cabo un cambio en la Ley General de Salud, regulando tanto la especialidad como los centros donde se pueden efectuar estas intervenciones.

En tanto, la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva logró que el Congreso legislara a favor de la prohibición de las cirugías plásticas estéticas a menores de edad, en julio del año pasado.

Recientemente, se celebró el Congreso Internacional de Cirugía Plástica ISAPS Chile organizado por la SCCP y la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS). En la ocasión, tuvimos la oportunidad de tener como expositores al Presidente Electo de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery, Dr. Dirk Richter, la Dra. Lina Triana (Vicepresidente), el Dr. Fabián Cortiñas (Secretario Nacional de ISAPS Argentina) y el Dr. Ricardo Ribeiro (miembro de ISAPS Brasil), quienes compartieron las técnicas más avanzadas en cirugía plástica y casos de éxito en temas de legislación y prácticas en el extranjero. Particularmente, el Dr. Dirk Richter mostró cuán importante ha sido para Europa poder legislar en estas materias.

Para seguir avanzando en pos de un mejor sistema de salud, debemos velar por la regulación y calidad de los profesionales de la medicina. Sólo así podremos avanzar hacia una práctica de cirugías plásticas estéticas y reparadoras de calidad en Chile.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas