El discurso de la resolutividad en salud

Las palabras del Presidente Sebastián Piñera menoscabando la Atención Primaria de Salud de nuestro país, han sido respondidas desde los gremios y la academia; sin embargo, el discurso del mandatario no es nuevo y el error en el que incurre ha sido repetido múltiples veces por candidatos y autoridades, claro que con menor desatino y gravedad. 

Aquellos que trabajamos en la atención primaria constantemente estamos siendo bombardeados por la resolutividad, un concepto que es transversal al sistema de salud pero que tiene distintas consideraciones dependiendo del nivel de complejidad.

La capacidad resolutiva es un resultado de la atención que se puede medir como el cambio en el estado de salud atribuible a una prestación y que depende de la calidad y la efectividad de su acción científico-técnica. 

Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de la atención primaria de salud? La promoción y prevención sin lugar a dudas, y la resolutividad es aplicable a esta función aunque no como lo entienden generalmente las autoridades. 

Hay múltiples ejemplos que se pueden dar para entender esto. Cuando se logra una disminución o cesación del hábito tabáquico, o un cambio en el consumo perjudicial de alcohol u otras sustancias, se está mejorando el estado de salud de esa persona y siendo resolutivos.

Otro ejemplo es cuando se diagnostica tempranamente una enfermedad crónica como la hipertensión y se logra su compensación, esto mejora su estado de salud y previene a futuro accidentes vasculares.

Igual situación sucede en otras patologías crónicas como la diabetes, al lograr su compensación se mejora el estado de salud de ese paciente y se previenen sus complicaciones como evitar o retrasar que llegue a diálisis. 

Cabe señalar que al diagnosticar una enfermedad crónica esta patología no se cura y por tanto la resolutividad en ese caso es la compensación de esa enfermedad y no su sanación. Esto provoca que ese paciente esté constantemente en vigilancia para asegurar que se mantenga controlado y de no estarlo, ajustar su tratamiento. 

Sí existen medidas para mejorar la resolutividad de la atención primaria en muchos aspectos manteniendo a los especialistas en los hospitales y centros de diagnóstico y tratamiento donde más se les necesitan.

Por ejemplo, siendo el cáncer gástrico una de las principales causas de muerte por cáncer en nuestro país, la capacidad resolutiva de la atención primaria en la infección por Helicobacter pylori, que es un factor de riesgo de este cáncer, debería ser una de las prioridades de la autoridad dado que la Garantía Explícita en Salud (GES) de esta infección deja mucho que desear. 

Finalmente, una de las grandes tareas que tenemos quienes trabajamos en la atención primaria es educar a la población y a las autoridades sobre el rol de nuestro nivel de atención, ya que su desconocimiento provoca célebres frases como la acuñada por el presidente Sebastián Piñera.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas