No podemos equivocarnos otra vez

Nunca deberíamos los chilenos haber elegido a Piñera como presidente. ¿En qué minuto ocurrió, que dejamos que esa llamita de nombre Concertación se apagara? ¿Cómo no fuimos capaces de atisbar que un futuro con la derecha no era futuro? Éramos todos culpables, pero de dos males era el menor el que debería haber sido apuntado y no esta catástrofe, que los más lúcidos intuían.

Hoy comienza todo de nuevo por la carrera presidencial. Y los candidatos de la derecha, que son todos ministros se pasean dando cátedra de cómo usar y abusar de sus cargos en provecho personal de sus aspiraciones políticas con dinero y materiales, propiedad de todos los chilenos.

Dos pequeñas muestras de lo que se avecina, que nos enojan y nos indignan:

El Sr. Golborne, quiere una bandera chilena en cada punto del país, que le cuesta al fisco la friolera de 5.700 millones de pesos. El ministerio de Lavín se opuso, pero Golborne se las arregló para que la licitación fuese de todas maneras. ¿Cual es el objetivo? Nadie lo sabe.

El Sr. Golborne, se pasea por la China en busca de ideas para el puente de la Isla de Chiloé con una comitiva de 40 personas. Según este ministro se comenzará a construir en el 2019 a pesar que todo su costo dice que NO. Y él lo sabe ¿demagogia? ¿Quién pagó esto, lo adivinan?

Sr. Allamand, ¿qué hacía un ministro de Defensa en la búsqueda de un infortunado pequeño perdido? El caso del niño Dides, que lamentablemente resultó fallecido producto de una caída al mar, desde un barranco, luego de salir desde su casa sin que nadie lo notase. Este pequeño sufría de autismo.

Sr. Allamand, algunas semanas atrás hubo una ceremonia oficialista por el cierre de un campamento en Talcahuano. Ello en el marco de entrega de viviendas a los damnificados por el terremoto de febrero. La ceremonia encabezada por Piñera y el titular de vivienda Rodrigo Pérez. También estaba Allamand. ¿Que hacía el ministro de Defensa allí?

Es sabido que Piñera pidió a las cartas presidenciales de la derecha no asomarse sino después de las municipales. Pero también es sabido que Piñera tiene escaso poder frente a su conglomerado, sobretodo a la UDI, que al parecer tiene preferencia por Golborne.

En días pasados (surge una contradicción) Piñera fue frontal en la proclamación de Allamand. “Lo quiero ver como presidente” palabras del propio mandatario. No es ciencia ficción. Cerremos la boquita, porque nos la dejaron abierta. Quedamos exigiendo una explicación.

Mi reflexión es de una tremenda impotencia e intranquilidad por el panorama que estamos viviendo. La CEP nos mostró una Bachelet disparada. Que gana en 1era vuelta. La derecha y el gobierno están con un desespero, que raya en lo patológico.

Mi intranquilidad es por lo peligroso, que se esta volviendo la existencia cotidiana de este país. Desde mi humilde prisma de ciudadana común. Abro los ojos y prendo la radio.Tomas. Carabineros reprimiendo con violencia. Explicaciones. Marchas. No hay permiso de la intendencia. Carabineros reprimiendo con violencia y desnudando a las estudiantes. Caos. La Intendenta sólo aparece para los partidos de fútbol. Casos de abusos en colegios en el barrio alto de niños pequeñitos. En otros barrios también.

Protestas de Arica a Punta Arenas. Carabineros reprimiendo con violencia, desnudando y toqueteando a estudiantes. Barricadas de la propia gente porque el Transantiago no funciona. Entonces “se tomaron la calle” y como  consecuencia, un taco gigantesco.

Piñera diciendo, encontramos un país en decadencia. Pues bien, este gobierno de derecha apaga en definitiva los incendios con gasolina de la buena. La impotencia surge porque muy sonriente el portavoz de la Moneda Sr. Chadwick dice "es una bromita” por la intervención electoral de Piñera sobre Allamand: “No, está todo bien. La oposición crea conflictos donde no los hay”. Y punto. Nuevamente cerramos la boquita que siempre nos queda abierta y exigimos una explicación.

La sensación es que este gobierno nos mete el dedo en la boca. Dudando de nuestros raciocinios. E importándole muy poco si le creemos o no a las terribles inverdades que manifiestan en cada intervención sobre cualquier cosa.

¿Por qué tengo la sensación, que en cada uno de estos gestos y palabrería son como los patrones y dueños de fundos con sus inquilinos y peones?

¿Porqué tengo la sensación, que les importa un bledo que aceptemos sus explicaciones siempre expresadas sonrientemente y con algo de ironía?

¿Porqué tengo la impresión, que cada accionar esta enfocado a la lógica de propaganda Goebbelista? Machacar, mentir, meter ideas, que de tanta repetición se vuelven verosímiles y creíbles.

Finalmente y con un suspiro de resignación: por ahí un estudio reveló que este país es feliz. ¿Ud. lo cree?

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas