Paillaco se prepara para crisis alimentaria… mientras, el Gobierno llega tarde

La pandemia del coronavirus o Covid – 19, no sólo es la crisis sanitaria más grave de la historia reciente, sino también, el inicio de una crisis económica y alimentaria que aún no todos logran dimensionar. Lamentablemente, las autoridades nacionales y regionales durante estas semanas han llegado tarde, siendo el apoyo de privados y de los voluntariados, fundamental a nivel local.

Paillaco, ubicado en el corazón de la región de Los Ríos, es una comuna rural de poco más de 20.000 habitantes, donde el 36% del PIB local es aportado por la producción silvoagropecuaria. Yo soy alcaldesa desde el año 2008 y por primera vez me enfrento a una situación donde hemos tenido que cambiar el objetivo de desarrollo comunal.

Durante los últimos años, desde el municipio nos hemos enfocado en fortalecer la infraestructura pública, para brindar mejores oportunidades a la ciudadanía.

Hemos renovado Postas de Salud Rural, construido gimnasios y mejorado estadios, pavimentado calles y habilitado numerosos centros comunitarios.

Sin embargo, ahora estamos preocupados de implementar diversas medidas sanitarias y, a la vez, de asegurar la producción de nuestros campesinos y guardar alimentos para un invierno que vislumbramos difícil.

Desde el punto de vista sanitario, los primeros días comenzamos desinfectando los espacios públicos con cloro y amonio cuaternario, tarea donde el apoyo de bomberos y del mundo agrícola con sus maquinarias ha sido fundamental.

Recientemente, instalamos portales sanitarios para la desinfección de los vehículos que ingresan a la ciudad, comenzamos a hacer controles sanitarios con el apoyo de Carabineros y del Ejército y, la próxima semana, iniciaremos la confección de 30.000 mascarillas y 1.000 pecheras de prolipropileno.

Este virus no sólo viene acompañado por una crisis económica, sino también alimentaria, porque Chile no tiene la capacidad para autoabastecerse y los países que nos proveen están cerrando sus fronteras.

Importamos el 40% de la harina, el 20% de la leche, el 50% de la carne y hasta una parte importante de las papas que se consumen a nivel nacional.

La semana pasada, expresamos por videoconferencia esta preocupación al ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien se comprometió a conformar una mesa técnica entre Agricultura y Hacienda, para desarrollar acciones que fomenten la producción agrícola de pequeños, medianos y grandes productores.

En tanto, en Paillaco nos estamos preparando para los próximos meses, implementando una gran despensa comunal; con la aprobación del Concejo Municipal, compramos la producción de papas de nuestros pequeños agricultores y adquirimos varios millones en alimentos no perecibles, además, hemos recibido donaciones de grandes empresarios y de la comunidad, todo lo que se transformará en canastas básicas de alimentos, que serán distribuidas en alrededor de 800 familias por los próximos 3 o 4 meses.

El 70% de los recursos de este municipio provienen del Fondo Común Municipal y durante las últimas semanas, hemos tenido que redestinar a esta emergencia recursos que teníamos presupuestados para otras tareas del municipio.

El gobierno continúa llegando tarde, la Subdere no nos ha instruido acerca de cómo vendrá el Fondo Común Municipal, olvidando que los municipios somos la puerta de entrada de la ciudadanía al Estado, por lo que requerimos un apoyo fuerte.

Sin embargo, aquí estamos los alcaldes y alcaldesas de Chile, acompañando a nuestras comunidades con la convicción de que superaremos esta crisis con el apoyo de nuestros vecinos, funcionarios, voluntarios y policías.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas