Sobre el “Peneca verde”

Quiero opinar en esta ocasión sobre el mal llamado Peneca Verde por una situación que siendo testimonial, la considero abusiva, afectando además a muchas personas y que resumiré mediante cierto orden cronológico que expongo a continuación.

Con fecha 06 febrero de 2012, a las 00.07 hrs. recibí un alarmante mail del servicio “boletín te avisa”, de la Cámara de Comercio de Santiago al cual estoy suscrito, previo pago anual, con el preciso objeto de ser avisado con antelación a la eventual publicación de una supuesta morosidad que podría ser aclarada antes de ser publicada ignominiosamente en el purgatorio del Peneca Verde , para pasar luego a los infiernos de los Dicom y Equifax varios y luego, ser zapateado y trillado por toda la zalagarda restante de jaurías jurídico-financieras, supuestamente legalizadas que suelen acosarnos en este valle de lágrimas para castigo de nuestros pecados , que no son pocos.

Con el mérito de aquel oportuno aviso, intenté abrir la ventanita de diálogo del mail para, más angustiado que ansioso, ver cuál era el detalle de la supuesta morosidad y su acreedor correspondiente y poder, antes de los idus de marzo, aclarar el documento.

Sin embargo, no pude abrir el cuadro de diálogo donde decía “más información”.

Sí aparecía en forma destacada una sugerencia gentil y un poquitín extorsiva de pagar por el servicio $1000, lo que hice de inmediato, sin considerar, que ya tenía contratado y pagado esta asistencia desde antes.

El miedo es cosa viva. Es como discutirle los honorarios al médico. Pagar sin chistar. No conseguí nada con el pago de esta módica suma. Pero en fin, todo sea por la sagrada institución denominada “PROTECCIÓN AL CREDITO”, que tanto defienden los señores economistas con tanto desinterés y patriótica actitud.

Pequeña e ingenua pregunta: ¿Quién nos protege a nosotros, el estado llano, de vuestra insaciable voracidad?

Ante mi impotencia, ni coeundi, ni generandi, más bien cibernética, (lo que debe ser aclarado desde ya, dada mi provecta edad y el escarnio de mis amigos y enemigos que hacen legión en twiter), llamé este día 060212, en torno a las 11.15 hrs al taimado servicio de call center del amable Boletín Comercial, antiguo Peneca verde.

Después de múltiples, pacientes y fallidos llamados, debiendo soportar la majadería de propaganda auto-laudatoria del dicho Boletín durante una media hora, una gentil operadora, me dijo que yo no podía inquirir en los detalles de la supuesta morosidad, porque la configuración del pop de no sé que, con el indicador de no sé cuánto, y toda esta cosa críptica inducida en los PC, en fin, impedían que yo me informara del detalle de mi morosidad. Sin embargo, que no me preocupara, porque en 5 minutos, vía mail, iba a conocer el detalle moroso.

Esperé 5, 10, 15, 20, hasta media hora y no aguanté más. En un estado cuasi-catatónico y a matacaballos, me dirigí, siendo las 13.00 hrs. a las cómodas cajas de las oficinas del boletín en la Estación Metro Los Leones, donde inquirí por mi status de moroso. La operadora me indicó que esa información, un pomposo CERTIFICADO DE ANTECEDENTES COMERCIALES, ella la entregaba solamente, previo pago de la exigua cantidad de $3000.

No habiendo apelación, ni remedio, pagué sumisamente como oveja que llevan al degolladero.

Total, yo también debo proteger al crédito nacional con mi aporte insignificante.

De todo lo anterior, colijo lo siguiente y me permito hacer un par de preguntas a la Cámara de Comercio de Santiago

¿Pueden dichas entidades republicanas, en la más absoluta impunidad que gozan como virtual monopolio legalizado, cobrar en forma reiterativa y abusiva un servicio que ya tengo debidamente pagado?

¿No existe un mecanismo tecnológico, aportado por el indiscutible talento y desarrollo innovador del que soléis hacer gala, urbi et orbi, como Cámara de Comercio de Santiago y su brazo armado, el Boletín Comercial, que nos permita a nosotros, miserables siervos de la gleba que tenemos el honor y el placer de financiaros, evitar estos cobros abusivos, impropios e inmorales, que hacéis con tanta pachorra e impunidad, sacrificando además nuestro escaso tiempo de colación, para resolver un problema de información oportuna que es vuestro, y sin embargo, lo endosáis olímpicamente a nosotros?

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas