Invertir en niñas y mujeres para un futuro sustentable

Invertir en las niñas y mujeres y ocupar su potencial es clave para construir un futuro sustentable. Así lo plantea la invitación a la gran Conferencia de la ONU Women Deliver 2016 sobre los derechos, la salud y el bienestar de las mujeres, que se realizará entre el 16 y el 19 de mayo en Copenhague- Dinamarca, cuyo objetivo es implementar los 17 objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable.

Experiencias internacionales muestran que asegurar el acceso de la mujer a la educación en todos sus niveles, apoyar su participación en la economía y eliminar las barreras que impiden su acceso al mercado laboral son medidas más eficientes que tienden a la reducción de la pobreza, el crecimiento económico inclusivo y la igualdad de género.

Mujeres y niñas son más de la mitad de la población mundial y su aporte a la economía y al desarrollo de las sociedades ha sido invisibilizado y subvalorado. El trabajo no remunerado en el hogar, la brecha salarial, la doble jornada, las discriminaciones en el acceso a la tierra, a los recursos naturales, a la educación y a la salud, la violencia de género son evidencias de una desigualdad histórica.

El que las niñas y mujeres tengan mejores perspectivas en un futuro cercano no solo es un objetivo importante en sí mismo, sino que tiene un efecto multiplicador positivo en sus familias y en la sociedad en general.  Por ello es muy relevante que la discusión de estos temas, inspiren políticas públicas que contengan esta mirada que promueva y garantice el reconocimiento de sus derechos humanos y que por ende aprovechar un recurso de desarrollo con mucho potencial y que se ha explorado poco hasta el momento.

Dinamarca es un país donde la igualdad de género ocupa un lugar destacado en la agenda. El ideal de tratar a hombres y mujeres por igual y dar a niños y niñas las mismas oportunidades ha influido significativamente en el desarrollo de su sociedad. Desde 1814, hace más de 200 años, todos los niños y niñas daneses tienen derecho a educación gratuita.

Hoy, Chile da un importante paso adelante con la introducción gradual de la gratuidad y la ley de inclusión en la educación, con lo que se pretende lograr la igualdad de oportunidades para niños, niñas y jóvenes, y por tanto avanzar en ir acortando brechas.

Pero la batalla por la igualdad de género está lejos de terminar. Tanto Chile como Dinamarca siguen enfrentando desafíos. La lucha por eliminar estos patrones debe continuar y la legislación internacional es un apoyo en este desafío.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable debe traducirse en inversiones concretas que favorezcan a niñas y mujeres. Y nuestros países están comprometidos con el cumplimiento de estos 17 objetivos. La Conferencia Women Deliver 2016 es una oportunidad única para que diversos actores intercambien ideas y soluciones concretas para cumplir con las niñas y mujeres del mundo.

El llamado es que la ciudadanía en su conjunto, instituciones, organizaciones de la sociedad civil, empresariado y organismos de investigación, entre otros, inviertan en iniciativas que favorezcan a mujeres y niñas e impulsen su autonomía física, política y económica. Con esta acción todas y todos ganamos.

Nota  de la E. Coautor de esta columna es el diplomático Jesper Fersløv  Andersen, Embajador de Dinamarca en Chile.Más información sobre la Conferencia Women Deliver 2016, su programa y participantes en http://wd2016.org/ 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas