Parientes muy distintos

La regionalización y la descentralización son procesos distintos pero que tienden a homologarse con facilidad en el lenguaje común y en el lenguaje político. Más aún es frecuente escuchar en época de elecciones que se hace alusión a ambos conceptos para expresar propuestas que no corresponden a las ideas que representan. Algo tienen en común y es el hecho de que ambos, en la práctica y bien implementados, contribuyen al desarrollo regional, pero insisto, no significan lo mismo. Veamos.

La regionalización es la forma que se da un país para ordenarse y organizarse territorialmente, ya sea como un país federado o unitario, organizado en provincias, departamentos, comunidades, regiones y/o comunas. Por su parte, la descentralización es la manera - amplia o restringida - de distribuir el poder (político, fiscal o administrativo) sobre aquella forma territorial en la que se ha organizado un país.

Por ejemplo, antes de 1973 en materia de regionalización las provincias se crearon para potenciar el crecimiento y desarrollo territorial. Producto de la destrucción provocada por diversos terremotos que había sufrido Chile, se procuró que las ciudades principales fueran aquellas que estuvieran cerca de cuencas hidrográficas para que se facilitara la generación y abastecimiento de energía. Fue entonces que aparece Corfo y Odeplan para potenciar el crecimiento y la planificación del país con una mirada puesta en regiones.

Posteriormente, la dictadura militar modifica la regionalización porque necesitaba regiones que en su configuración geopolítica pudieran garantizar la seguridad nacional del país. Para ser más preciso, las nuevas regiones y las capitales que definió la dictadura, debían tener entre otras cosas, un adecuado acceso aéreo, marítimo y terrestre. Como consecuencia y bajo la lógica militar, ciudades fácilmente aislables como Valdivia, no servían como capitales regionales, por el contrario, ciudades como Puerto Montt que contaban con esas características, para la dictadura tenían mejores cualidades para ser capital de región.

A pesar de que en materia de regionalización Chile ha tenido más de un experimento, en materia de descentralización desde nuestros orígenes hemos seguido una misma línea: la del centralismo, es decir, hemos sido un país altamente centralizado en la toma de decisiones políticas.

Cabe preguntarse entonces si los problemas de Chile (fuera de Santiago), son sólo de descentralización, o también son de regionalización. En mi concepto también son de regionalización ya que si uno de sus objetivos ha sido el crecimiento y desarrollo equitativo de las regiones, las desigualdades territoriales que persisten hablan por sí mismo de un creciente problema que no ha tenido solución a nivel regional.

Estamos ad portas de romper este centralismo histórico y de dar un gran paso en materia de descentralización, elegir intendentes, transferencia de competencias y ley de rentas regionales, son pasos históricos y sustantivos, que de concretarse en 2017, 2018 o 2020 cerrarán un capítulo de agobiante centralismo en Chile. No obstante, se abrirá otro capítulo que será el de la utilidad de la actual regionalización.

La pregunta que surge es si con las nuevas atribuciones políticas, administrativas y fiscales, seremos capaces de resolver los crecientes problemas de desigualdad territorial existentes en regiones.

Por ello creo que es un buen momento de revisar profundamente la actual regionalización, sus objetivos y resultados.

Chile necesita descentralización y se están dando pasos importantes, pero también requiere un pacto territorial que permita fortalecer “regiones” en un contexto diferente, en una nueva regionalización democrática, que se haga cargo del crecimiento y desarrollo, pero por sobre todo de las desigualdades territoriales.  

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas