Un pasito en la línea correcta

La Comisión de Trabajo de la Cámara aprobó la iniciativa que declara feriado irrenunciable este 19 de septiembre, sin embargo ello no significa que para adelante esa fecha tenga esta categoría de feriado irrenunciable.

Parece un pasito, pequeño, pero en la línea correcta.

¿Cuál será la razón para hacerlo sólo por este año? No lo sabemos, salvo nuestra costumbre de hacer todo de a poco.

Así al menos este año, los trabajadores tendrán cinco días asociados a festividades, en que como el resto de sus conciudadanos podrán gozar de un día para ellos.

Es curiosa esta forma de obligar a los empleadores a dar descanso a sus empleados cuando Chile en general está disfrutando de un feriado. No vale en este caso ni la responsabilidad social, ni la autorregulación, ni nada. Sólo la ley los puede obligar a algo tan obvio.

Algunos protestan porque se afecta el consumo y por lo tanto el país no alcanzará los puntos de crecimiento esperados, protestan aquellos que sí tienen esos días como irrenunciables desde hace mucho tiempo, protestan como es obvio, no porque se les impida trabajar sino porque se les impide consumir.

Creo que debieran estar tranquilos, nada se afectará en realidad sólo deberán redistribuir su tiempo para consumir en otras fechas. Si efectivamente es necesario se comprará igual y si no lo es será un tiempo que permita placeres distintos al uso de la tarjeta.

Entre los arraigos de estas últimas décadas, algunos dirán inducidos por el sistema, está nuestra permanente preferencia por la cantidad sobre la calidad. Se cree por parte de ciertos grupos ilustrados que nuestros problemas se solucionarán por la vía de trabajar más y de estudiar más y de tener menos tiempo para vacaciones u ocio.

Contundente error está detrás de estas afirmaciones, lo que el país necesita es aumentar la productividad del trabajo que sí que es baja, se trabaja muchas horas pero con bajo rendimiento y por lo tanto se produce menos de lo conveniente y necesario. Se dedican a las aulas muchas horas pero se aprende poco y se avanza poco.

Hace unos años un familiar separado y dependiente de una tienda de mall, me comentaba: no puedo ver a mi hija porque tengo que trabajar todos los festivos y el descanso en día laboral no me sirve porque ella está estudiando.

Entonces por ese caso y todos aquellos ni siquiera descansaban en las fiestas nacionales, bienvenidos los feriados irrenunciables y si queremos mejor rendimiento el camino correcto es mejorar la calidad o lo que los economistas llaman productividad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas