¿Dónde queda el poder del voto?

Camila Musante Müller
Ultimos publicados:

Ad portas de un nuevo proceso constitucional considero lamentable que éste no cuente con la participación ciudadana al momento de elegir a los expertos que participarán en la redacción de la propuesta de nueva Carta Magna.

Lamentablemente, no hubo espacio para el diálogo de las indicaciones que varias diputadas y diputados presentamos. Siento que es un acuerdo que no responde a la voluntad de los chilenos y chilenas, que no da garantías de participación, que no permite una discusión democrática libre, sino que trata de un texto que va a ser redactado por un órgano de expertos que son designados por cuoteos políticos.

Una vez más los partidos han secuestrado un proceso de transformaciones que no representa a nadie más que a ellos mismos. Lamento realmente que no haya existido espacio para el diálogo y que todas y cada una de las indicaciones presentadas en la Comisión de Constitución hayan sido rechazadas, pero por sobre todas las cosas de que nos aventuremos en un nuevo proceso constituyente que no va a tener un buen resultado y un costo altísimo para el país.

¿Qué pensará la gente sobre esta exclusión de su opinión? ¿A dónde se va el poder soberano de su voto? Estamos frente a un proceso de transformaciones profundas para nuestro país y fue desde las calles -desde el 18 de octubre de 2019- que se exigió una nueva Constitución para Chile.

Lo anterior creo que es el corazón de la discusión del acuerdo constitucional y tiene que ver mucho con el valor que le damos hoy al voto de las personas si es que ellas eligen a alguien para que los represente en el contexto de una discusión tan fundamentalmente e histórica como la que estamos viviendo en el país.

Esto no se produce al tener un grupo de expertos designados por el Poder Legislativo que pondrá bordes, propuestas previamente acordadas y limitaciones al proyecto que discutirán luego los consejeros, que sí fueron electos por la ciudadanía. Necesitamos generar una instancia de discusiones libres, abiertas, plurales, con diversos puntos de vista y democrática.

Es en las personas donde debemos colocar el poder de su voto, por lo que desde el Parlamento seguiremos trabajando con esa mirada y bregando para que esta nueva Constitución cuente con una verdadera participación de los ciudadanos y ciudadanas de Chile, en el que primen criterios de paridad de género, pueblos originarios, diversidades sexuales, independientes y personas con discapacidad al momento de su elección.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado