Un acto republicano, cuidemos su espíritu

Durante los últimos años fue un lugar  común a  criticar y desprestigiar la política y su más nítida expresión, que eran los Ministros y Parlamentarios  agrupándolos, despectivamente, en la llamada “Clase Política”. 

Debo reconocer que ha habido demasiados casos condenables y a ello se suma la falta de sanción oportuna y justa. Pero de ahí a condenar a todo aquel  que roce, aunque sólo sea familiarmente la acción pública, hay un trecho del que se ha abusado de manera irresponsable y a veces de parte de quienes tienen dejado de vidrio y carecen de autoridad para denostarlo. 

No usaré como argumento el refrán oriental que dice que la copa del árbol no es más ni menos que lo que son las raíces porque creo que “ésta mal llamada clase política” es elegida para dirigir y orientar en el viejo origen griego de la autoridad que no es sólo mandar, sino sobre todo orientar y educar, y no sólo recibir el mandato electoral, obviamente en la armonía de los regímenes democráticos.

En este marco teórico recojo como un “respiro republicano” los actos del cambio de mando reciente.

El nuevo gobierno y el Presidente electo fueron sobrios y respetuosos en el lenguaje y la nueva oposición ha expresado que ejercerá este nuevo rol mirando primero a Chile como tarea política, pero con las debidas excepciones que ya empiezan a aparecer y esa es mi preocupación, que sepamos mantener este estilo. 

Un estilo republicano donde el poder y la crítica se plantean con verdad y sólo la verdad y un lenguaje respetuoso al contrincante que es adversario y no enemigo. Esa es mi esperanza porque ya no soy parlamentario por decisión propia, pero 32 años en la cámara y el senado pueden dar fe de la dureza de la política y el sacrificio que significa su ejercicio que enerva y hacer perder la calma.

Al terminar estas líneas y en esos mismos años he conocido a más de mil parlamentarios, y aunque llame la atención, doy fe de su calidad humana y seriedad en sus conductas  con algunas  excepciones que toda organización posee, con una  minoría que no enloda el todo, lo mancha como una gota de vino en el agua, pero no puede generalizarse. 

 

 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas