Mascotas y vacaciones

Pablo Gómez Muñoz
Ultimos publicados:

Cuando los conceptos "mascota" y "vacaciones" están incluidos en la misma frase, a más de alguien le surgen emociones como preocupación, ansiedad, miedo, culpa, e incluso enojo. Esto ocurre, probablemente, porque no existió una conciencia previa de lo que implica en la vida cotidiana introducir a un animal en la intimidad de nuestras familias.

La buena noticia es que hoy existen múltiples alternativas para desarrollar experiencias de vacaciones con nuestras mascotas de forma segura. Sin embargo, no siempre se encuentran estas opciones y es probable que el costo económico aumente. Aunque un gran número de personas ya ha introducido el vacacionar con ellas, nunca están de más algunos "tips" que pueden favorecer esta aventura.

El primer punto para considerar es que todas las experiencias que vivirán nuestras mascotas se preparan con tiempo. Con experiencias me refiero a los viajes en auto; uso de jaulas de transporte, correas o bozales; saber reaccionar adecuadamente frente a personas y animales desconocidos, ruidos y texturas nuevas; entre otros escenarios. Este trabajo se realiza desde edades muy tempranas, aunque si no lo hiciste, nunca es tarde para comenzar. Si no sabes cómo, solicita asesoría de un especialista en conducta.

A su vez, es clave tomar en cuenta las características ambientales del lugar que visitarás. Si bien está diseminada la idea de que los perros y gatos de manera natural deberían adaptarse a cualquier situación climática, la verdad no es tal cual. Temperaturas muy bajas o elevadas pueden generar un estrés térmico, reduciendo su respuesta inmune y predisponiéndolos a enfermedades.

Otra cosa relevante es averiguar las características de infraestructura del lugar donde se instalará, como espacios de acceso, cercos perimetrales o si hay muchas escaleras (lo que es complejo para animales viejos con problemas articulares). A esto se suma identificar clínicas veterinarias que queden en las cercanías y lugares para atenciones de urgencia.

También es normal que cuando uno vacaciona quiera visitar sitios de interés turístico, en los cuales no siempre está permitido el acceso a mascotas. Estas medidas tienen un fundamento en el cuidado de la fauna silvestre, lo que, más allá de molestarnos, tendría que hacernos sentir parte importante de la protección de nuestro planeta.

Por último, es fundamental tener cuidado con los fármacos que te recomienden para realizar "viajes tranquilos". Los medicamentos deben ser recetados por médicos veterinarios, dado que, más allá de no ser adecuados, pueden generar graves daños a la salud de un a animal.

Seamos creadores de recuerdos, tanto para nuestra familia humana como para nuestras mascotas, pero no de cualquier recuerdo, sino de los mejores.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado