¡Urgente! Se necesita aprobar un ingreso para vivir dignamente

¿Cuál será el sueldo mínimo 2018 que decidan nuestros honorables parlamentarios? Una reflexión esencial y  la respuesta a muchas familias que sobreviven en situación de pobreza.

Pablo Egenau, director del Hogar de Cristo, alertaba en junio 2017, que el porcentaje de pobres en Chile es de 20.9% y que el 34.4% de los niños entre 0-14 años experimentan alguna forma de pobreza. Más de 80.000 niños están fuera del sistema educacional y cada día 1.3 son expulsados de la escuela.

¿Milagros?

¿Cómo puede una familia alimentarse, nutrir a sus niños, cumplir todos sus derechos socio-económicos y culturales, con un ingreso ( $276.000) que es casi una sexta parte del valor de la canasta básica?

¿Cómo puede “comer sano” un matrimonio con dos hijos con un ingreso tan bajo, si en Chile, país productor, un kilo de manzanas vale $ 1.500, uno de paltas, llegó hasta $ 5.000, brócoli $ 890, tomates, dependiendo donde compra puede alcanzar a 1.550 el kilo? Y está la leche, el pan, la mantequilla, las papas, todo, y hablamos sólo de alimentos.

¿Cómo pueden juzgar a una familia “inhábil parentalmente” porque no puede alimentar a sus hijos, derivados e institucionalizados en Sename por sentencia judicial?

¿Cómo pueden madres y padres llevar una vida armoniosa, sana mentalmente, sin violencia, si con este paupérrimo ingreso?

¿Cómo puede considerarse $ 276.000 ingreso digno de un ser humano que trabaja 45 horas semanales, que  cruza todo Santiago hasta regresar a su hogar a las 20 horas, después de haberse levantado a las cinco de la madrugada? ¿Y en regiones, donde el costo de vida es mayor?

¿Cómo se acepta que el sueldo mínimo sea la cincuenta y siete ava parte de la dieta parlamentaria más asignaciones, gastos operacionales, asesorías externas y otros beneficios 57 veces superior al ingreso mínimo?  Una burla, y una vergonzosa brecha.

La historia de la dieta parlamentaria señala que la Constitución de 1833 determinaba que la función parlamentaria era gratuita. Los senadores para optar debían tener una renta de $ 2.000 de esa época.

La de 1892 establecía gratuidad en la labor parlamentaria. La Constitución de 1925 estableció por primera vez la dieta  en Chile. En 1941 se fijó en $ 2.000 mensuales de ese tiempo.  La Constitución de 1980, art. 62 establece que la única renta será equivalente a la de los ministros de Estado incluyendo todas las asignaciones.

La Junta Militar definió el texto final que rige hasta la actualidad, manteniendo la asimilación a la remuneración de los ministros de Estado, y estableciendo expresamente que se trata de la “única renta” que percibirán los parlamentarios, y que el monto de la misma debe incluir todas las asignaciones que correspondan a un Secretario de  Estado.

¿Cómo se financiarán los ingresos de 35 nuevos diputados y cinco senadores desde 2018 y cinco senadores más en 2022? Se dijo que se costearía con recursos fiscales entregados a los 120 diputados y 38 senadores.

Desde 1990,  hace ya 28 años, el ingreso de los parlamentarios, funcionarios públicos ellos, ha sido desproporcionado, y uno de los más altos del mundo.

Por eso les decimos a ellos y al gobierno, que con una mano en el corazón tomen conciencia que muchos de sus votantes simplemente no tienen para sobrevivir.

Que piensen que para esas familias, las noches son mas frías; una comida caliente un lujo; el abrigo, escaso; el ánimo por el suelo; la convivencia familiar, una tortura, especialmente para los más pequeños y no olviden que el  transportarse cada día para llegar a la pega, es simplemente un calvario. Bueno, la locomoción es un vía crucis para todos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas