ANFP, lo que supe, lo que quise, lo que no pude decir

Se ha dicho de todo. Se ha generado el mismo escándalo de colusiones, boletas ideológicamente falsas, papel higiénico de lija, pollos de corrales hermanados: hoy es la dirigencia del fútbol la que nos muestra su peor cara.

La historia la comenzaré con Bielsa renunciando al asumir Jadue, porque el anterior, el que había sido escogido por sus pares, Sr. Jorge Segovia tuvo que salir del país, por problemas judiciales, antes de arribar a Chile, le ocurrió lo mismo en su España natal. Entonces se comenzaba mal. Se comenzaba un proceso, que por vez primera envolvía millones y millones de dólares en cifras jamás soñadas.

Estalla el escándalo a nivel mundial y llega a Sudamérica, a Jadue, al FBI y el horror se apodera de una sociedad, que cuesta que se sorprenda por algo.

Algunos  que supieron que Jadue y su corte hacía cosas irregulares, quisieron decirlo, pero no pudieron por distintas razones.

Ricardo Abumohor, presidente de O´Higgins “ yo denuncié esto, pero me vetaron y no me dejaron participar más en reuniones.”

Luis Larraín, presidente de U. Católica, “no tenía la seguridad”. Se rumoreaba.

Jaime Estévez, encargado de la Comisión que investiga estas irregularidades ¿ qué podía hacer, si los papeles y documentos, que mostraron eran legales ? Me acordé de los agentes de la DINA mostrando a los jueces que los prisioneros ya estaban libres y por lo tanto ¿que podíamos hacer?

Heller, presidente de la “U”, “Fuimos engañados.”

No quiero escribir más sobre todo esto que huele mal, pero si recordar un triste episodio. El del club de póquer de los árbitros.

Jadue y compañía, queriendo dar un golpe de timón, para sacar a Castro y Sánchez de la comisión de pitos chilenos, no encontró nada mejor, que dejar sin trabajo, sin derecho a apelar, sin Dirección del Trabajo por medio, sin nada, con las manos cruzadas, a cuatro árbitros, que se la tuvieron que arreglar por seis largos meses a la buena de Dios.

Acusados públicamente. Mostrados y lapidados. Con publicidad de grueso calibre. Nunca pudieron demostrarles nada, pero el Sr. Jadue habló de la transparencia de un referí, que no puede jugar póker en sus horas libres. Y tuvieron, que tragarse el mal rato para seguir con sus carreras, porque de lo contrario, para afuera.

Jadue además de cómo usted lo quiera calificar fue una desgracia.

Me alegro que por fin se conozca lo ocurrido, me alegro por el fútbol, por la limpieza, porque toda la directiva debe abandonar para siempre la dirigencia en cualquier nivel.

Todos sabían, pero nadie podía decir. Es la orgía del dinero, que mina y doblega voluntades.Ahora se informa que han visto a Jadue en Miami.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas