Sequía, no necesitamos héroes

Hoy escuché a Tina Turner, su canción We don`t need another heroe, la recuerda? Sí, puede ser un poco antigua pero me pareció tan contingente. Los efectos del calentamiento global, ese fenómeno que algunos niegan, ya están siendo evidentes y éste dejó de ser un escenario futurista. 

Es una realidad que la mayoría de los países más desarrollados ya han abordado con medidas a corto, mediano y largo plazo. De hecho, como presidente del Parlatino pude conocer de cerca la experiencia china para bajar los índices de contaminación, propiciando un desarrollo a la par con un crecimiento económico consciente del medio ambiente. No tomar medidas es atornillar al revés, mal podríamos ser anfitriones del gran encuentro como la CP25, e insistir en no adherir al acuerdo de Escazú.

Y es que estos últimos días se ha hecho patente con mayor fuerza la situación provocada por la sequía en nuestro país debido a la escasez hídrica que se arrastra hace más de diez años. ¿Qué tiene que ver?

Es que mientras los animales de los 3 mil crianceros afectados de mi región mueren, porque no ha llegado ayuda efectiva ni alimento a la zona de emergencia agrícola, somos testigos de que nuestro gobierno está concentrado en apagar el incendio del Amazonas.

Sí, estoy disponible a que me acusen de dejar de lado “las grandes cosas” para exponer temas domésticos como lo que sucede en mi Región y que sin duda se repite  en los más de 1.400 kilómetros de todo el país donde se ha debido declarar emergencia agrícola.

Perdón que insista en ser localista, pero el Gobierno supongo que tiene claro que  si hablamos de tragedias, la que vemos en la región de Coquimbo no deja de ser. Los alcaldes de Choapa, Limarí y Elqui están a tal punto de desesperación que ya surgió la idea de atiborrar la plaza pública con los cadáveres del ganado. Una medida extrema por cierto, pero es que la desidia de este gobierno al respecto no tiene nombre.

Los representantes locales están cansados de exigir a quienes deben liberar los 1.200 millones de pesos para enfrentar la mayor urgencia, nuestra región ya tiene vigente el decreto que la declara Zona de Catástrofe por sequía hasta el 25 de septiembre; lo que pedimos es que se haga efectiva y se prorrogue, porque parece una mala broma que aún el Gore no tenga la autonomía para liberar estos fondos.

Sienten que están mendigando por empleos de emergencia que solicitamos reactivar en La Moneda directamente al ministro del Interior - en enero - lo que fue la crónica de una emergencia anunciada. 

Sin embargo, es inexplicable la inacción del gobierno, la inexistencia del Gore es grave e inentendible. Basta con hacer un recorrido por la región, salir de la conurbación de La Serena y Coquimbo para ver los efectos. Mirar más allá de la punta de la nariz.

Estos últimos días en Río Hurtado como ayuda a los usuarios de INDAP llegaron sólo 8 sacos de maíz y dos sacos de soya para los animales. Mientras que en Choapa la situación representa un déficit de agua de 89%. Pero claro, debemos estar orgullosos de que Chile llegó como invitado a la G7 y se fue como protagonista, según la vocera de La Moneda.

¿Palacio espera acaso una medida tan efectista como llegar con ganado y sus crías muertas hasta la Plaza de la Constitución  para recién reaccionar y liberar los fondos de la urgencia?

Redes sociales se movilizan, `las acciones se dan por iniciativa propia de los chilenos y quien debiera liderar esto, está preocupado de potenciar Prosur.

Bueno, si el Ejecutivo está pendiente de las encuestas, en especial de la Cadem, ya debe haberse enterado que 69% de los encuestados cree que los efectos del cambio climático pueden ser reversibles, pero para aquello hay que apagar los incendios más cercanos.

Si necesita más datos duros, basta con consultar las cifras del Centro de Cambio Global UC que da cuenta del crudo escenario que enfrenta el país con una pérdida del 40% de las precipitaciones anuales, lo que obviamente requiere acciones ahora: dar continuidad a las ya emprendidas y acelerar el tranco para proyectos como la carretera hídrica, por ejemplo.

Pero insisto que la indolencia es tal, que se atreven algunos a insinuar que esta exigencia para mi tierra es un asunto político.

Como dice la canción, no necesitamos otro héroe, lo que necesitamos  es un Gobierno que administre el Estado para liberar los fondos disponibles y enfrentar esta situación extrema, la que tal vez no le dará la popularidad buscada, pero sí un mínimo de humanidad. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas