Estrategia para ganarse a la DC

En el Mercurio del 28 de octubre de 2017 una señorita de derecha de apellido Núñez, manifiesta en Cartas al Director que propondrá a la comisión política de su partido, como gran novedad histórica, como hecho político nuevo, “orientar los esfuerzos partidarios para cautivar al electorado demócrata cristiano” y agrega como poderoso argumento, que lo quiere hacer “interpelando a Carolina Goic a sincerar sus posiciones”.

Y en seguida, con el propósito de fundamentar sus propósitos de cautivar al electorado DC, inicia como original táctica conventillera, una masiva descarga de ofensas personales, basada en dichos y supuestas faltas éticas y acusaciones generales  infundadas y hechas a la bandada en contra de Carolina Goic  pretendiendo cuestionarla, vía capitis diminutio máxima, para dirigir legítimamente  al pueblo democratacristiano en la presente coyuntura histórica, aduciendo tácitamente que su candidato Piñera representaría con más propiedad la corriente del  humanismo cristiano.

Reconozco que carezco de competencia e idoneidad para entrar en un concurso de injurias personales con esta señorita.

Sin embargo, le puedo recordar a esta dama que el candidato Piñera, su líder político y por ende, su prócer  moral por saberse un humanista cristiano y promulgarlo a los cuatro vientos, no ha honrado,  en su historia política, a esta corriente ideológica, pues en casos  públicos y notorios de manifiesta trascendencia jurídica y por ende, reprochables desde el punto de vista político-moral, ha incurrido en manifiesta falta de respeto a la institucionalidad  como en el caso Barrancones cuando a telefonazo limpio ordenó el término del proyecto. No permitió que las instituciones funcionaran. Zafó esta vez.

Asimismo, fue multado por la Superintendencia de Sociedades Anónimas  por infringir, siendo senador de la República, de su deber de abstenerse de comprar títulos de LAN , por manejo de información privilegiada  al comprar acciones luego de pasada una hora de haber participado en una reunión de directorio. La multa ascendió a 20000 UF que pagó rápidamente, zafando de la falta, sin librarse de la mancha moral, conducta ciertamente reprochable en un político humanista cristiano.

Su historia como humanista cristiano ejemplar, se remonta al año 1980 cuando el banco que dirigía prestó 5 veces su capital en circunstancia que la norma bancaria, vigente hasta hoy, restringía los préstamos hasta un 25% del capital del banco. Por este delito, fue declarado reo y estuvo prófugo durante más de 20 días. Zafó nuevamente, aunque sin mucha elegancia.

Sin embargo, el ex Presidente Piñera no pudo escapar del lapidario juicio moral que le hizo el senador Allamand al establecer “que no se puede ser activista de negocios y protagonista de la política”.

La señorita en cuestión, remata su tentativa de seducción del electorado democratacristiano, que propondrá a la comisión política de Renovación Nacional, como botín político que puede enajenarse al mejor postor cuando dice, sin rubor alguno que “el mundo democratacristiano, esencialmente moderado, podrá ver en Sebastián Piñera, no a uno de los suyos, pero sí a sus mejores ideas e ideales representativos en una candidatura seria y que apunta a reencauzar al país hacia una senda que le dio una paz y prosperidad sin precedentes desde el retorno de la democracia”.

En línea con esta sofisticada estrategia de la escribiente, el candidato Piñera por estos días, se ha revestido o travestido más bien como Aylwinista declarado y entusiasta.

Sin embargo, yo creo que ambos ignoran o pretenden ignorar que el Presidente Aylwin de feliz memoria para nosotros falangistas, se ganó desde siempre el odio más profundo y permanente de la derecha y de la oligarquía terrateniente de este país que ambos representan hoy,  sin vergüenza alguna, cuando como senador de la zona campesina de Talca, Linares y Maule, propuso, lideró y redactó a partir de 1966 el proyecto de reforma constitucional  para modificar el derecho sacrosanto a la propiedad privada del Art. 10, N° 10 de la Constitución Política de 1925 y así permitir la redención campesina , alentada por la Reforma Agraria del recordado Presidente Eduardo Frei Montalva, cambio social inexorable que  es probable  le haya significado la muerte a manos de traidores y sicarios criminales. Porque la Derecha, tratándose de sus bienes, jamás olvida, jamás perdona.

Nunca aceptaron a pesar de ser sedicentes católicos la inspiración de la Doctrina Social de la Iglesia que subordina el derecho de propiedad privada al derecho principal de uso de los bienes a toda la comunidad según Párrafo 26 de radiomensaje de Navidad del Papa Pacelli Pio XII.

Sólo pido que sean honestos no hagan el juego del travestismo falso electoral. No se disfracen de lo que jamás serán, humanistas cristianos.

Sean por lo menos decentes. Aunque ganen.

No olviden aquel adagio popular,” el que se viste con lo ajeno, en la calle lo desvisten”.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas