Inserción laboral juvenil requiere diálogo social

Desde que asumí el desafío de dirigir el Instituto Nacional de la Juventud, definí como uno de los focos de mi gestión la empleabilidad juvenil, decisión que, lejos de ser azarosa, viene a refrendar la convicción de que el trabajo puede transformar realidades y que éste, junto a la educación, constituyen los grandes eslabones del desarrollo.

De todas formas, hay que mencionar que pese a los esfuerzos en la materia, la precariedad laboral y la informalidad que enfrentan los jóvenes, sigue siendo una constante en algunos segmentos.

Según datos de la OIJ, la población joven tiende a duplicar o triplicar el desempleo en relación con los adultos y durante 2016, la desocupación juvenil en América Latina y el Caribe se exacerbó alcanzando el 16,8%.

¿Cómo superar entonces los ciclos de pobreza si pareciera que las barreras son infranqueables y sólo nutren la vulnerabilidad?

Una de las misiones del Instituto Nacional de la Juventud es generar programas que fomenten la inclusión y participación social de los jóvenes. Un leitmotiv que nos desafía de manera persistente, que nos invita a generar alianzas y que hemos asumido con responsabilidad.

Sin ir más lejos, este 26 y 27 de mayo se llevará a cabo en Santiago, la II Edición de los Foros Nacionales de Juventud, iniciativa promovida por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), y cuyo objetivo en esta versión es acordar entre los participantes la formación de proyectos creativos y factibles que confronten las realidades de empleabilidad de las personas jóvenes.

Este enfoque ya lo comenzamos a esbozar como INJUV el año pasado, cuando pusimos a disposición 5 mil cupos de apresto laboral junto al portal Tu Primera Pega, ayudando a los beneficiados a prepararse para ingresar al mundo del trabajo y de esta forma acceder a mejores propuestas.

La iniciativa hace algunas semanas fue reconocida con el Primer Lugar del Latin American Excellence Awards otorgado por la revista Communication – Director, en la categoría mejor campaña de "Comunicaciones de RRHH" de Latinoamérica.

Siguiendo con la tendencia que la capacitación es una herramienta fundamental para la inserción laboral de los jóvenes, este año entregaremos 15 mil becas para aprender chino Mandarín y 10 mil más para estudiar inglés.

Sabemos, según cifras de la 8va Encuesta Nacional de Juventud, que el 42% de las personas jóvenes declara estar trabajando, de ellas, 73% lo hacen como empleados, 12% indican ser trabajadores por cuenta propia, 10% ser empleadores y un 2% trabajar en un negocio familiar[1].

Todos ellos, sin importar el tipo de trabajo que realicen, y también los que luego se incorporarán al mundo laboral, tendrán más y mejores posibilidades de inserción y desarrollo mientras más seguros y capacitados se sientan, mientras más herramientas tengan a su alcance para idear, construir y proponer. El mundo del trabajo no es una taza de leche, pero por cierto es mucho más amable si confiamos en nuestras habilidades y en lo que hemos aprendido. 

En esa misma línea, estamos convencidos que para tener mayor empleabilidad y relaciones laborales más justas y equitativas, se requiere de un profundo diálogo social, en que lo comunitario prime sobre lo individual. Así se ha puesto de relieve con la creación de un Consejo Superior Laboral, que permitirá asentar el trabajo conjunto de empresarios, sindicatos y el Gobierno.

Para reforzar el diálogo que nos lleve al desarrollo, el país requiere contar con dirigentes sindicales preparados, empoderados en su rol, que sean responsables en el quehacer y hagan valer sus derechos. Por eso, en 2016 realizamos la primera Escuela de Formación Sindical para jóvenes y este año replicaremos la iniciativa en otras regiones del país. Son ellos los llamados a ser protagonistas en esta materia, contribuyendo al desarrollo de organizaciones sindicales más democráticas y autónomas.

La tarea es extensa porque los desafíos son cuantiosos. Desde esta vereda seguiremos trabajando para generar oportunidades y así acortar brechas de desigualdad.

[1] El 3% restante indica trabajar bajo otra modalidad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas