Tenemos vacuna

Se nos vienen tiempos duros. La crisis que desatará el coronavirus traerá consecuencias económicas sociales y políticas que aún no dimensionamos. Los pronósticos más optimistas sugieren una vacuna que estaría lista para septiembre de este año, mientras otros menos aventureros proyectan que será para el primer trimestre del 2021. Lo cierto es que mientras no exista, tendremos que batallar con un enemigo totalmente desconocido y necesitaremos la ayuda de todos los sectores políticos, de los empresarios y también de la ciudadanía.

Mientras desde el congreso sigan primando los apetitos personalistas, estaremos perdidos. Algunos de la oposición insisten en tener una actitud obstruccionista, mimada y casi infantil para impulsar proyectos que se necesitan aprobar con la mayor celeridad posible.

Nuestro gobierno lanzó el ingreso familiar de emergencia que beneficiará a 1.8 millones de hogares, que lamentablemente no hemos podido sacar adelante porque este sector lo considera “insuficiente. Lo mismo sucedió con el Bono Covid y Fogape.

La razón es clara: exigen aún más, lo imposible, cuando saben que los recursos no son infinitos. Enfrentamos la mayor crisis de las últimas décadas sin fecha de vencimiento… necesitamos distribuir recursos porque no sabemos hasta cuando durará esta batalla, probablemente mucho tiempo más.

La solidaridad y responsabilidad también debe venir desde el mundo de las empresas. Decisiones como las de Cencosud de repartir millonarios dividendos y al mismo tiempo acogerse, por necesidad de la empresa, a la Ley de Protección del empleo es no entender la magnitud de esta crisis y una señal que nuevamente afecta a la confianza en el mercado.

Como tantas otras veces lo hemos hecho, los chilenos tenemos que dar ejemplo de solidaridad. Imágenes como los miles de autos saliendo un fin de semana largo fuera de Santiago, las fiestas a escondidas, o lo más de 500 detenidos diarios bajo toque de queda, sólo evidencian que algunos creen que este peligro es un invento o fantasía.

Ciudadanos, empresarios y políticos tenemos que entender que la única vacuna disponible para combatir este virus es la responsabilidad y solidaridad.

Mientras no lo hagamos, corremos el riesgo de seguir alargando los efectos de una crisis que incluirá a más y más chilenos. Por eso nuestro llamado desde RN es a poner urgencia en los acuerdos con todos los sectores, porque no es justo que los chilenos sigan esperando frente a un escenario de total incertidumbre. De nosotros depende esta importante misión.

La responsabilidad es el único camino, el gobierno, nosotros los políticos, las empresas y la ciudadanía debemos entender que si no colaboramos vamos a perder esta batalla, seguramente la mas importante de nuestra historia.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas