15 preguntas incómodas para la vuelta presencial a clases

La pandemia aún no ha terminado. Lo dicen las cifras, lo confirman las estadísticas. Luego del desconfinamiento del casi 80% de la gente en la capital y regiones, hemos visto no solo un aumento sostenido de contagios, también descontrol en algunas regiones y ciudades de Chile.

A pesar de la evidente realidad y poca claridad en la entrega de las estadísticas por COVID-19, algunas autoridades del país insisten en volver a la “normalidad” como si el virus decidiera por si solo desaparecer de nuestro territorio.

Frente a la insistencia de que los niños y niñas de Chile
vuelva presencialmente a sus colegios, liceos, y escuelas, enumero una especie de “décalogo” de preguntas incómodas para aquellos que hoy tomarán la decisión de abrir las instituciones de educación en contextos de pandemia.

1.     ¿Será una decisión participativa y vinculante, que incluya la opinión de toda la comunidad escolar, el volver a clases presenciales en pandemia?

2.     ¿Se desarrollan mesas de trabajo territorial de carácter vinculante que incluyen estudiantes, padres y apoderados, transportistas, profesores, funcionarios,
municipalidad, sostenedores, y autoridades regionales para hablar sobre la pandemia?

3.     ¿Existe una coordinación cercana entre la Atención Primaria de Salud (APS) y los Departamento de Educación Municipal (DAEM) de cada municipio para coordinar la
prevención y mitigación del contagio en la comunidad escolar?

4.     ¿Presenta la vocería del MINEDUC y las SEREMíAS educacionales un nivel de credibilidad que fomenta el auto cuidado y el cuidado del otro a nivel de toda la
comunidad escolar en los distintos territorios de Chile?

5.     ¿Tiene el MINEDUC una mesa científica autónoma para el análisis de los datos COVID-19 relacionados con la comunidad escolar y que sistematiza la información
científica en el mundo?

6.     ¿Se considera la incorporación de una red chilena de investigadores en el extranjero que producen conocimiento y realizan recomendaciones para aprender de las experiencias en comunidades escolares en territorios que se asemejan a nuestra
realidad?

7.     ¿Tiene toda la comunidad escolar acceso al  internet y un computador para poder utilizar la red digital y así permitir la enseñanza distribuida e híbrida necesaria durante la epidemia y posteriormente durante la endemia?

8.     ¿Permite la infraestructura escolar una ventilación adecuada en climas calurosos y fríos de modo de impedir el riesgo de contagio aéreo del virus? Por ejemplo, ¿existe
acceso continuo a baños con agua potable para el lavado de manos? o ¿hay disponibilidad de mascarillas para su reemplazo para toda la comunidad escolar?

9.     ¿Hay un aumento del personal de apoyo para educar y monitorear la distancia física entre los alumnos de los distintos niveles de educación escolar?

10.  ¿Están coordinados el MINEDUC  y el MOP para desarrollar infraestructura escolar
conducente a la prevención y mitigación del contagio por COVID-19?

11.  ¿Existe un plan para facilitar una estrategia híbrida de asistencia a la clase presencial por grupos de riesgo? Por lo mismo, cabe preguntar, ¿están todos los grupos de riesgo (profesores y funcionarios) libres de presión para poder continuar su trabajo desde casa?

12.  ¿Conoce la población las cifras de contagio, trazabilidad, velocidad de contagio, y positividad real de la comunidad en que vive y las que atraviesa para llegar a la escuela, colegio o liceo?

13.  ¿Existe un plan de apoyo psicosocial para cada comuna e institución escolar para la probabilidad de un brote y/o la muerte de un escolar o personal de la escuela por COVID-19?

14.  ¿Están definidas las responsabilidades legales en caso de un brote de contagio y/o muerte de un alumno o alumna y/o trabajador de una escuela o liceo?

15.  ¿Si un niño o niña se enferma en el colegio por COVID-19, tendrán los padres una licencia médica especial para cuidarlo?

La evidencia científica internacional acerca de la vuelta a la escuela no es conclusiva, es incluso contradictoria. Sin embargo, es necesario responder a estas preguntas de modo profundo y serio. Los invito a discontinuar la discusión binaria anteponiendo primero la salud de toda la comunidad escolar y su impacto en la vida nacional.

Las respuestas no se basarán necesariamente en la evidencia que presente el Lancet o el New England of Medicine, tienen que estar ajustadas a la necesidad de planificar como volver a una educación saludable e inclusiva.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas