RSE minera con el cuidado de los recursos hídricos

Cuando se habla de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se destaca muchas veces los beneficios o ventajas que trae ese comportamiento para la empresa. Se señala que la RSE permite lograr resultados positivos debido al fortalecimiento de las inversiones, ayuda a incrementar la participación y capacitación del personal, y beneficia la imagen de la empresa.

Sin embargo y como lo define la Real Academia Española, la palabra responsable significa estar obligado a responder de algo, o poner atención en lo que se hace o decide. Ese concepto es correctamente aplicable a una empresa, pues respecto a ésta existe la expectativa de que responda por el desarrollo de sus actividades y que observe con cuidado las acciones que realiza y las resoluciones que toma. Para las empresas mineras, el cuidado del medio ambiente abarca varios aspectos relacionados al uso de energía y agua, al control de emisiones contaminantes de tipo atmosférico, a la disposición de los residuos sólidos y líquidos, a la preservación de la biodiversidad, a la innovación en tecnologías limpias, entre otros, considerando que todos esos aspectos cuentan en nuestro país con una regulación normativa.

El agua en el sector minero tiene dos usos principales: Como insumo para el proceso productivo y como fuente receptora de las descargas de efluentes líquidos derivados de la actividad minera. Muchas de las grandes empresas mineras que operan en nuestro país han ido implementado prácticas relacionadas a la gestión del recurso hídrico en sus actividades.

Esas prácticas han sido dadas a conocer públicamente a través de distintos canales, como sus sitios web, memorias anuales y reportes de sostenibilidad. Incluso algunas de estas empresas han recibido premios por su comportamiento socialmente responsable. Así, lo que debería entenderse como un avance positivo en la gestión del agua de parte de las mineras contrasta con el comportamiento real de las mismas, tal es el caso de la Minera Codelco Andina en la Alta Cordillera de Los Andes en la Región de Valparaíso, cuyos episodios de contaminación al río Aconcagua debido al concentrado de cobre han sido bastante frecuentes en los últimos 7 años.

Por otra parte, la Compañía Minera Vizcachita Holding en el Valle de Putaendo de la misma región no lo hace nada de mal, ya que esta semana y con el beneplácito de una decisión netamente política de conveniencia para los grupos económicos, la Comisión de Evaluación Ambiental Regional, compuesta por el intendente regional y seremis (que probablemente no han recorrido el territorio), aprobó en forma unánime la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto llamado "Sondajes mineros de prefactibilidad Las Tejas", lo que viene a acrecentar su acción irresponsable productiva, ya que afectará a los sectores hidrogeológicos de dicha cuenca y además, sin ningún pudor, han desviado groseramente el cauce del río Rocín, generando enormes daños al ecosistema y acrecentando la incertidumbre del futuro sustentable de dicho valle, que atraviesa una sequía que lleva 10 años en forma ininterrumpida, y lo que es peor, afecta la calidad y la cantidad del agua que deben operar los Sistemas de Agua Potable Rural (APR), que en esa zona son el único sostén de consumo humano.

En el año 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que marcan la Agenda 2030, en la que se plantea una visión global para un mundo mejor, incluyendo el tema del medio ambiente.

Un aspecto que aborda en particular el objetivo 6 es la gestión sostenible del recurso hídrico, señalando en punto 6.3 que para el 2030 se apunta a mejorar la calidad del agua a través de la disminución de la contaminación. Por lo tanto resulta pertinente indicar que ambas empresas mineras de Región de Valparaíso, entre otras más, hacen caso omiso a este urgente llamado, ya que claramente su forma de Responsabilidad Social Empresarial no incluye bajo ninguna forma a la ciudadanía, a la sustentabilidad y ni al bien común, aspectos tan necesarios que debieran considerarse como ejes fundamentales en el desarrollo más aún en los complejos días que vivimos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas