Pequeñas localidades que crecen y se fortalecen

La integración social se ha transformado en una de las principales líneas de acción del Ministerio de Vivienda y Urbanismo como política pública. Hemos dado pasos concretos y se han generando cambios concretos, que han ido en directo beneficio de las familias y vecinos. Sabemos que nunca será suficiente, pero creo que es importante relevar aquellas experiencias que han tenido resultados exitosos en comunas ubicadas en los entornos más extremos de nuestra Región Metropolitana.

Hasta hace poco, un grupo de jóvenes skaters de Tiltil debía viajar por mucho tiempo, decenas de kilómetros hacia el centro de la ciudad de Santiago, para acceder a ramplas de parques de patinajes y practicar su deporte favorito. Pero ahora las largas horas de viajes, gastos de locomoción son parte del pasado, luego que se construyera el primer skatepark de la comuna.

Los niños, adolescentes y jóvenes ahora tienen un lugar seguro para desarrollar su pasión por el skate, el que también se transformó en un espacio de encuentro para toda la comunidad. Junto a esta iniciativa, ese año se desarrollaron otros proyectos como el mejoramiento del centro cívico de la localidad para generar un espacio cultural que beneficiara a los vecinos. Además, la pavimentación de calles y veredas, mantención de pasarelas peatonales y la construcción de plazas con juegos para niños. Las obras no sólo cambiaron la cara de esta localidad, sino también generaron gran entusiasmo en todos los vecinos.

Sin duda estamos hablando de una inversión millonaria que para un municipio como Tiltil, donde los recursos son acotados, es muy difícil implementar, pero que fue posible a través del programa "Pequeñas Localidades, Lugares que Crecen" del Minvu. Una política pública de que la que estamos orgullosos porque permite disminuir la inequidad territorial tan presente en sectores rurales de nuestra región.

La esencia de este programa es mejorar la calidad de vida de las personas, potenciar el desarrollo de localidades que presentan déficit urbano y habitacional y que, además, necesiten generar un impulso en su identidad local. Aquí destaco el diálogo permanente entre vecinos, municipio y la Seremi, porque la idea es recoger las necesidades reales de estas localidades siempre enfatizando la memoria, el arraigo y el sentido de identidad de cada comuna.

Tiltil fue la comuna piloto y tuvo un exitoso resultado. Luego Alhué fue seleccionada para ser parte del programa y se adjudicó 1.500 millones de pesos para la implementación de proyectos que generen cambios reales en la comuna. Y ahora nuevamente el llamado está abierto para este 2021 y queremos lograr que otros municipios que cumplan con ciertos requisitos, como tener una población menor a 20 mil habitantes y tengan servicios de salud y de educación a nivel básico, se interesen y postulen.

Queremos ciudades más justas y nuestros esfuerzos se enfocan día a día en mejorar las políticas públicas creando programas como este, el de "Pequeñas localidades", que permite mejorar las condiciones de habitabilidad y conectividad de los vecinos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas