Quiero mi Barrio: Adaptarnos rápido con creatividad

Vincularnos cara a cara con los vecinos, estar presentes en sus comunidades y trabajar juntos cada proyecto. Esa es la esencia de nuestro emblemático Programa Quiero mi Barrio.

Entonces, ¿cómo seguir adelante cuando la pandemia nos obligaba a la distanciarnos? Porque algo teníamos claro, no podíamos detenernos, porque los vecinos esperan por nuestra ayuda.

Esto supuso un gran desafío para nuestros equipos, los obligó a repensar la idea de la participación, no sólo en términos de su conceptualización, sino también implicó la revisión de los dispositivos metodológicos que se aplican por más de una década. Digitalizar cada una las prácticas necesarias para trabajar de manera remota no fue una tarea sencilla, pero tampoco imposible. Cada idea y herramienta digital fue fruto del trabajo colectivo entre los profesionales de la Seremi y los equipos de Barrio de cada municipio, que tenían el convencimiento absoluto que el programa, pese a la emergencia sanitaria, no podía interrumpirse. Por supuesto, siempre incluyendo a nuestros vecinos en todos los procesos.

Privilegiamos desde un inicio nuestras reuniones de coordinación de manera virtual, adoptamos la tramitación de convenios con los municipios en su totalidad de forma digital y autorizamos el uso de softwares y aplicaciones para el trabajo a distancia con las respectivas comunidades. Fundamental para el éxito de estas acciones, fue la voluntad de cada dirigente y vecino, para adaptarse al nuevo escenario.

Nadie pensó ni un momento en que sería fácil. No en todos los barrios pudimos volvernos a la digitalización debido a los problemas de acceso a internet, o en algunos casos por el poco manejo de herramientas de comunicación digital de nuestros vecinos, pero trabajamos en su capacitación hasta lograr un nivel más alto de globalización. El caso de los territorios con alto porcentaje de adultos/as mayores, por ejemplo, o de territorios muy lejanos, requería que nuestros profesionales, así como los equipos municipales, se desplegaran para seguir con trabajos presenciales, siempre cumpliendo los protocolos sanitarios por el bien de todos.

En cuanto el programa Paso a Paso lo permitió y siguiendo los protocolos desarrollados por la autoridad sanitaria, volvimos a trabajar con los vecinos. Buscamos minimizar los riesgos de contagio, haciendo hincapié en el autocuidado y facilitando administrativamente la compra de insumos de protección personal y productos de limpieza para las oficinas de barrio.

Quiero mi Barrio no se detuvo. Y este año, proyectamos un nuevo y gran desafío como equipo regional: Incorporar un fuerte trabajo de alfabetización digital para nuestras comunidades y, buscar cómo disminuir con aportes del mismo Estado y de privados, esa brecha en el acceso a internet de los territorios vulnerables con los que trabajamos.

Estamos confiados que juntos superaremos esta emergencia y volveremos en un ciento por ciento a vivir ese cara a cara, en los territorios, con nuestros vecinos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas