Vecinos, protagonistas del nuevo hospital en la Zona Norte

Nunca antes nuestro sistema de salud se vio tan sobre exigido como en esta situación de pandemia. Los equipos médicos han realizado un enorme esfuerzo profesional y también personal, para velar por el cuidado de todos los pacientes y enfrentar esta crítica crisis sanitaria. Pero responder a esta alta demanda, sin la infraestructura necesaria, es una tarea casi imposible. Un escenario que hizo aún más visible la gran falta de recintos hospitalarios equipados en el país.

Y si hay un sector que históricamente sabe de colapsos en sin duda la Zona Norte de la Región Metropolitana, que comprende las comunas de Independencia, Conchalí, Renca, Huechuraba, Tiltil, Quilicura y Lampa. Es el Hospital San José el encargado de absorber a todos los pacientes de estas comunas y con el paso de los años, su capacidad no dio abasto. Esta urgencia provocó la decisión del Gobierno, anunciada el año 2019, sobre la construcción de un nuevo centro hospitalario de alta complejidad en la Zona Norte de la Región Metropolitana, el cual incorporará 360 camas y el equipamiento necesario para dar una mejor atención de calidad a los vecinos.

La tarea no ha sido fácil. El terreno escogido para este gran proyecto en la comuna de Colina está emplazado en un área rural, pero, a pesar de que el uso de suelo para equipamiento de salud se encuentra siempre admitido, se requiere que este terreno sea urbano, porque el proyecto necesita una carga de ocupación superior a la admitida en este momento, que alcanza las mil personas. Esto significó la necesidad de desarrollar una modificación al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS) y generar un Área de Extensión Urbana de 14 hectáreas donde construir el nuevo Hospital Zona Norte.

Y ahora nos encontramos en la etapa del anteproyecto y en un proceso donde la participación de los vecinos es fundamental, a través de distintas consultas ciudadanas que, junto a los equipos de la División de Desarrollo Urbano e Infraestructura, hemos realizado de forma virtual, debido a la situación sanitaria. Los vecinos tienen un papel protagónico en este punto, porque necesitamos sus observaciones y comentarios, para elaborar un proyecto que sea acorde a su realidad, necesidades y anhelos.

Mi mensaje es para ellos. La construcción de este hospital y de proyectos que contemplen participación de los vecinos es similar a una mesa de tres patas, una mesa que se sostiene si todas están en un mismo nivel, es decir, vecinos, municipio y el Ministerio de Vivienda. Sin una de estas patas la mesa se cae y no podemos poner sobre ella los proyectos que darán vida a nuevos, y uno emblemático en la zona norte es la construcción de este hospital.

La participación de todos es clave y fundamental para crecer en una sociedad de acuerdos y con resultados que representen democráticamente a la mayoría.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas